Las condiciones climáticas sobre Buenos Aires impiden que los vuelos se realicen con normalidad.


Por la fuerte tormenta que azota Buenos Aires desde la madrugada del miércoles se suspendieron las operaciones en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque. Por prevención ante posible riesgo eléctrico, se retiró a todo el personal de pista.

Cientos de pasajeros esperan en las terminales para saber qué pasará con sus vuelos programados para este día, en pleno cambio de quincena. Se les recomienda comunicarse con cada línea aérea para conocer el estado de sus vuelos.

Algunos vuelos, que ya se encontraban en estado de preembarque, no podrán salir de los aeropuertos, y se espera que la situación continúe así hasta las 9. Mientras, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que las lluvias en Ciudad y Provincia de Buenos Aires continuarán hasta el mediodía.




Comentarios