Los investigadores aguardan el resultado de la autopsia para determinar si Débora Yanet Giménez se disparó a si misma o si el agresor fue su esposo.


La oficial de la policía bonaerense que había sido hallada con un balazo en la cabeza en su casa de la localidad de Presidente Derqui el 5 de enero último, murió en una clínica porteña, y los investigadores aguardan para esta tarde el resultado de la autopsia para determinar si se trató de un suicidio o si fue un ataque cometido por su esposo, con quien había discutido previamente, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Débora Yanet Giménez (26), quien se desempeñaba como oficial de la Unidad de Prevención de la Policía Local (UPPL) de San Martín y este lunes por la mañana falleció en el sanatorio Güemes, donde había sido derivada.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fiscal de la causa, Germán Camafreita, dispuso que esta tarde se realice la autopsia correspondiente en la morgue judicial de Capital Federal.

Además, el representante del Ministerio Público aguardaba el resultado del barrido electrónico de pólvora en las manos de su esposo, un chofer de patrulleros municipales de San Martín que estaba con la mujer en el momento del hecho.

Según las fuentes, el fiscal Camafreita también obtuvo un informe médico que había pedido para determinar si el hombre tenía signos de defensa por parte de Giménez como rasguños o golpes, pero dio negativo.

Policía baleada en Pilar.

De esta manera, para los investigadores la principal hipótesis continuaba siendo hoy la de un suicidio tras una discusión entre la pareja.

Sin embargo, Ignacio, hermano de la mujer, había dicho que “claramente” ella no se quiso matar porque tiene una hija de seis años de una pareja anterior. “Llegaba de trabajar, se bañaba y se iba a dormir porque hacía adicionales para que no le falte nada a ella y a la hija”, sostuvo.

Otra hermana, llamada Melina, contó que ella habló con el marido en el hospital apenas internaron a Débora y que le preguntó qué había pasado pero él “bajaba la cabeza y no decía nada”.

Policía baleada en Pilar.

“Después se fue a declarar pero en ningún momento volvió al hospital a ver cómo estaba mi hermana. Puso en las redes sociales ‘que en paz descanses’ y ‘te voy a extrañar’. Ya la está velando y mi hermana está internada”, señaló.

El hecho ocurrió el domingo 5 de enero en una vivienda ubicada en las calles Aráoz Alfaro y San Cayetano, en Presidente Derqui, partido de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires.




Comentarios