La policía de Shadnagar, India, fusiló este viernes a cuatro hombres sospechosos de violar y asesinar a una mujer en el sur del país. Algunos celebraron sus decesos como justos en un caso que provocó protestas en todo el país.

La gente vitoreando a la policía y los asesinatos (AP)

Los sospechosos, que estaban detenidos y no habían sido acusados formalmente de ningún delito, fueron llevados al lugar donde se supone que tuvieron lugar tanto la violación como el asesinato, y al punto donde presuntamente quemaron el cuerpo de la víctima, a medio kilómetro (0,3 millas) de distancia, explicó Shreedharan, un funcionario policial que emplea solo un nombre.

Según otro funcionario, los sospechosos intentaron tomar el arma de un agente y escapar, provocando que fueran abatidos a disparos. Este policía habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa.

El sitio donde ocurrió el crimen de la mujer asesinada y donde la policía le disparó a los sospechosos (AP)

El cuerpo calcinado de la mujer de 27 años fue hallado la semana pasada por una persona que caminaba por un paso subterráneo en Hyderabad. Había desparecido la noche anterior.

Vecinos congresgándose alrededor del sitio donde ocurrió el crimen de la mujer asesinada y donde la policía le disparó a los sospechosos (AP)

Alrededor de 300 personas se congregaron en el sitio del crimen en Shadnagar, una localidad del estado de Telangana que está a casi una hora al sureste de Hyderabad, para felicitar a la policía por la muerte de los sospechosos.

Algunos abrazaron a los agentes y los levantaron en el aire cantando "larga vida a la policía", mientras otros lanzaron una lluvia de pétalos de flores.

Los policías cubiertos en pétalos de flores (AP)

En Nueva Delhi, sin embargo, algunos observadores condenaron la muerte de los sospechosos.

"Este tipo de justicia es falsa", informó Kavita Krishnan, secretaria de la Asociación de Mujeres Progresistas de India. "Los asesinatos son una estratagema para cerrar nuestra demanda de responsabilidad de los gobiernos, la justicia y la policía, y de dignidad y justicia para las mujeres. Exigimos una investigación exhaustiva sobre esto", agregó.

Maneka Gandhi, legisladora del gobernante Bharatiya Janata y exministra, acusó a la policía de tomarse la justicia por su mano. "Habrían sido ahorcados por la corte de todas formas. Si van a matar al acusado antes de que se siga el debido proceso legal, ¿de qué sirve tener tribunales, leyes y policía?", se preguntó.