Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, explicó los motivos.


Este martes en Asunción, el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, se reunirá con los presidentes de los clubes finalistas de la Copa Libertadores, River y Flamengo, y de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile.

El objetivo del encuentro es “revisar todos los aspectos” del partido que está programado para jugarse en el estadio Nacional de Santiago, pero que podría cambiar de sede por los conflictos sociales que vive el vecino país.

Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (Foto: web)

En este marco, desde la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), el presidente Ignacio Alonso aseguró que es “imposible” que Uruguay albergue el encuentro entre River y Flamengo. “Desconozco las alternativas. Sé que hay una reunión mañana pero nunca se le consultó a Uruguay por Montevideo, para nada”, declaró a EFE.

La final debe jugarse el 23 de noviembre, y según declaró el presidente de la AUF, la opción de Montevideo “nunca estuvo en cuestión”, y explicó que el 24 de noviembre se celebrará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, lo que hace imposible que Uruguay albergue este evento.




Comentarios