El mandatario mexicano recibirá este lunes al presidente electo Alberto Fernández.


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió este lunes apoyar a la Argentina a salir de la crisis económica y expresó su confianza en que el país saldrá adelante.

“Vamos a mejorar nuestras relaciones económicas y comerciales. Hay muchas cosas que podemos hacer, y que nos ayudemos mutuamente“, dijo López Obrador en conferencia de prensa, en el día en el que recibirá al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández.

Alberto Fernández. (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

El mandatario mexicano ofreció hacer “todo lo que podamos para ayudar en la adquisición de bienes que se producen en la Argentina para que el pueblo argentino con su nuevo Gobierno pueda enfrentar la crisis económica y pueda haber crecimiento y bienestar”.

“Todo lo que podamos lo vamos a hacer, como lo estamos haciendo con países de Centroamérica en la medida de nuestras posibilidades y buscando que no haya crisis económicas en el continente”, agregó.

Asimismo, dijo que es importante exponer la experiencia mexicana “de cómo no seguir aplicando la misma política económica que una y otra vez ha fracasado”, en referencia al neoliberalismo.

El presidente dijo que “no hay que seguir el mismo camino trillado” sino optar por cambios que implican “aplicar una auténtica política de austeridad, ser muy estrictos en el combate a la corrupción, que no haya lujos en el Gobierno”.

“Y llegar a acuerdos con sectores productivos en Argentina, como en México y todos los países, para echar a andar al mismo tiempo todos los motores de la economía: la inversión del sector público, del sector privado y del sector social, que es tan importante por lo que aportan los trabajadores, los dueños de las tierras comunales. Todo junto”, expuso.

López Obrador expresó su confianza en que la Argentina saldrá adelante, porque “es un gran país, con gran potencial, con grandes recursos naturales, mucha producción de alimentos; es un granero mundial”.

Finalmente, dijo que Fernández “es bienvenido en México” y resaltó que lo importante es que “no haya imposiciones, que no se use la fuerza”

“El mejor método para resolver diferencias es el democrático, que sea el pueblo el que decida”, acotó. 




Comentarios