El ansiado juego por Copa Libertadores de Boca Juniors y River Plate empezó con retraso debido al exceso de papeles en el campo de juego. Sin embargo, el primer momento de tensión para los jugadores llegó a los 21 minutos, cuando los hinchas del "Xeneize" gritaron un gol que fue anulado.

Durante la jugada de tiro libre a favor del local, el árbitro Wilton Pereira Sampaio cobró una mano de Emmanuel Mas antes de que Eduardo "Toto" Salvio rematara al arco de Esteban Andrada.

Players of Boca Juniors (Blue and yellow) and River Plate jump for the ball during their all-Argentine Copa Libertadores semi-final second leg football match at La Bombonera stadium in Buenos Aires, on October 22, 2019. (Photo by Alejandro PAGNI / AFP)

En el banco de Boca reclamaron que la jugada era válida y expresaron su bronca, pero el árbitro no revisó la jugada.