Jorge Landau sostuvo que la prueba realizada el sábado por Smartmatic demostró que no se resolvieron las dificultades.


El apoderado del PJ, Jorge Landau, sostuvo que el simulacro de escrutinio provisorio que se realizó el sábado pasado por parte de la empresa Startmatic “estuvo defectuoso” y dijo que “no se resolvieron” las dificultades registradas en la trasmisión de datos ocurridas en las PASO.

“No se advierte al sábado pasado ni al día de las elecciones en 3 semanas que vaya a cambiar mayoritariamente” las dificultades que se registraron en el sistema de trasmisión de datos ocurridas en las PASO, aseguró Landau este lunes, en referencia al simulacro realizado el sábado en la sede del Correo Argentino del barrio porteño de Barracas.

El apoderado del PJ dijo que ese ensayo “estuvo defectuoso, anduvo mal, la trasmisión siguió siendo igual” que en las PASO y afirmó que “las pruebas a lo único que los llevaron es a generar un sistema distinto que perjudica la posibilidad de fiscalizar“.

En declaraciones a El Destape, Landau sostuvo que “el gobierno es absolutamente renuente a facilitarnos el control global de algo que es el derecho que tiene la ciudadanía de poder controlar que se hace con la trasmisión de datos”.

“Se tornan en custodios de ésto y actúan de manera restrictiva en cada una de las cosas“, afirmó el apoderado del PJ, quien precisó que “no nos dejaron fiscalizar la trasmisión de datos en todas las escuelas sino en sólo en 31 en todo el país, cuando hay sólo en provincia 5.000 escuelas”.




Comentarios