El viernes se pagó un bono en pesos cuya dolarización podría provocar presión sobre la divisa estadounidense.


El dólar para la venta al público subió 24 centavos y cerró a $59,32 promedio en una rueda que se caracterizó por el bajo volumen operado en el segmento de contado, en tanto en el sector mayorista avanzó 25 centavos y finalizó a $56,92.

Para los analistas de mercado, las ventas oficiales sirvieron para contener la tendencia alcista en la cotización del tipo de cambio.

Hoy el Gobierno publicó en el Boletín Oficial un nuevo decreto, el 661/2019, a partir del cual dispuso que los estímulos a las exportaciones se pagarán solo si se ingresaron las divisas obtenidas por ventas al exterior.

El objetivo de la nueva medida es incentivar la liquidación de exportaciones, hecho que por el momento no pudo conseguir.

En cuanto a la tasa de política monetaria, el BCRA convalidó una baja de 46 puntos básicos respecto del cierre del viernes pasado al finalizar a 81,781%.

El viernes se pagaron en pesos unos U$S400 millones correspondientes al Bono de Política Monetaria (Bopomo), lo que según los analistas podría presionar el tipo de cambio conocido como “contado con liqui”, el método que utilizan los fondos de inversión para sostear las restricciones cambiarias y poder dolarizarse.

El cierre del viernes

El dólar cerró el viernes a $59,08 promedio para la venta al público, mientras que durante la semana pasado avanzó 64 centavos estabilizado por ventas del Banco Central en el mercado de futuros, aunque en un escenario de pocos negocios.

En tanto en el segmento mayorista la divisa ganó 10 centavos y finalizó a $56,67 promedio, mientras que en la semana la moneda norteamericana trepó 56 centavos.

En cuanto a la tasa de política monetaria, el BCRA convalidó el viernes una baja en la tasa de las Leliq de 54 puntos básicos respecto del jueves al finalizar a 82,245% y en la semana retrocedió 190 puntos básicos.




Comentarios