En el afán de presenciar la final entre Motagua y Deportes Progreseño, fanáticos protagonizaron corridas fatales fuera de la cancha. 


Al menos cuatro personas murieron y 25 resultaron heridas este domingo en Honduras tras una avalancha de aficionados que pretendían ingresar a un estadio para presenciar la final de la liga de fútbol profesional local, informaron cuerpos de socorro de Tegucigalpa.

La tragedia ocurrió en el Estadio Nacional General Tiburcio Carías Andino, de Tegucigalpa, con capacidad para alojar 30.000 espectadores, donde los equipos de Motagua y Deportes Progreseño disputaron la final del Torneo de Clausura de la Liga Nacional de Fútbol.

“Lamentablemente tenemos hasta ahora cuatro personas muertas por una corrida que se manifestó en las afueras del estadio. Los fallecidos son adultos y se registró la atención de más de dos decenas de heridos, entre ellos niños”, le precisó a la agencia Reuters el portavoz del Hospital Escuela Universitario, Miguel Osorio.

“El Cuerpo de Bomberos de Honduras reportó 25 personas heridas debido a la avalancha ocurrida antes del inicio del encuentro”, refrendó el vocero de esta institución, el capitán Oscar Triminio.






Comentarios