Recalde remarcó que salvo Randazzo la mayoría ve a la expresidenta como líder del peronismo.


El núcleo duro del kirchnerismo consideró que “no sería lo mismo” para el futuro político del peronismo si la ex presidenta Cristina Fernández se excluye de las elecciones legislativas de octubre mientras que desde el oficialismo insisten con que “representa el pasado”.

El jefe del bloque de diputados por el Frente para la Victoria (FpV), Héctor Recalde, remarcó que “salvo (Florencio) Randazzo y los intendentes de San Martín (Gabriel Katopodis) y de Hurlingham (Juan Zabaleta) que lo acompañan, el resto de los intendentes ven a Cristina como la conducción del peronismo”.

Desde el macrismo, el diputado nacional Alvaro González sostuvo, en diálogo con DyN, que “la sociedad argentina terminó siendo binaria y en está grieta debe decidir si vuelve al pasado o si da un voto de confianza al futuro”.

“Con Cristina aspiramos a conseguir una mayor cantidad de votos. No sería lo mismo sin Cristina, aunque acá hay que entender que el adversario es (Mauricio) Macri y su plan económico”, aseveró Recalde.

Para el radical Miguel Bazze, la participación de Cristina Fernández o Florencio Randazzo en las elecciones de octubre “le modifica aún más el panorama a Massa que a Cambiemos”.

Graciela Camaño, jefa del bloque massista, consideró que la intervención de la ex presidenta o el ex ministro del Interior “para nada” obliga a reformular la estrategia del Frente Renovador “ya que sólo resuelve la interna del Frente para la Victoria”.


En esta nota:

Politica




Comentarios