La "Griega" se encuentra con custodia policial y un botón antipánico.


Vicky Xipolitakis se presentó este miércoles por la noche en la Unidad de Violencia de Género ubicada sobre la calle Las Heras para denunciar a su marido, Javier Naselli, por maltratos.

La “Griega” fue con su hijo Salvador Uriel y declaró durante más de tres horas. Al salir del lugar, prefirió guardar silencio y no hablar con la prensa. “Permiso, que estoy con el bebé. Hace mucho frío, ¿dónde está el auto?”, fueron sus únicas palabras frente a la cámara de “Involucrados” (América).

Vicky Xipolitakis denunció a su marido.

Este jueves, Cora Debarbieri dio detalles de la denuncia de Vicky: “A la noche hubo gritos con su marido, que fueron subiendo de tono, con muchos insultos y además de violencia verbal hubo violencia física. Así lo dice ella en la denuncia que radicó ayer por la noche junto a Fernando Burlando, su abogado”.

”Cuando ella se dispuso a irse con su hijo, su pareja procedió a empujarla golpeando con sus manos fuertemente en su pecho para luego sujetarla del cuello, provocándole lesiones visibles”, agregó la periodista.

Asimismo, los problemas de Vicky continuaron cuando regresó a su casa. “Después de estar más de tres horas declarando, volvió a su departamento cerca de las 2 de la madrugada pero Naselli le había cambiado la cerradura a Vicky y no podía ingresar a su domicilio. Tuvieron que llamar a otro cerrajero para que solucionara el inconveniente”, explicó Debarbieri.

A raíz de la denuncia, la vedette recibió la visita de un médico legista para constatar las heridas y ahora cuenta con custodia policial y un botón antipánico.

​Esta no es la primera vez que se Xipolitakis denuncia al empresario. En 2018, a cinco días de haber dado a luz, llamó al 911 para pedir que algún efectivo se lleve a su marido en medio de una fuerte discusión.





Comentarios