El hombre asegura que Dios lo visitó en sueños y le pidió renunciar a la higiene de su pelo, que mide casi 2 metros.


Sakal Dev Tuddu tiene 63 años y hace unos 40 que no se lava el cabello, en el que se formaron rastas de casi dos metros de largo, que el hombre cuida con devoción por considerarlas “bendiciones de Dios”.

Sakal Dev Tuddu (Web)

El hombre dice que una noche -hace 40 años- una “rasta” se formó naturalmente en su pelo, y él la tomó como una señal divina. Además asegura que Dios lo visitó en sueños para decirle que no se cortara el cabello, y él decidió obedecer.

Sakal Dev vive en Munger, en el estado oriental de Bihar, India. A diario lleva su larguísima cabellera sobre su coronilla, como una especie de turbante. También eligió dejar de fumar y beber, por su misma devoción.

Sakal Dev Tuddu (Web)

La costumbre de llevar el cabello largo, sin arreglar y con largas rastas es propia de los sadhus u hombres santos hindúes. La peculiaridad de Sakal Dev es que su cabello se enredó hasta formar un solo mechón anudado, que él cubre con un pañuelo blanco para mantener limpio.

El hombre es conocido por sus allegados como un curandero y también prepara tratamientos caseros para parejas sin hijos. Los vecinos lo apodaron “Mahatma Ji” por su aspecto santo y humilde comportamiento.

Desde hace 32 años Tuddu trabaja para el departamento forestal y vive con su esposa Rupiya Devi, con quien tiene tres hijos, tres hijas y siete nietos.


En esta nota:

Mundo India Religión Otras



Comentarios