Los expertos Mariano Kestelboim y Carlos Melconian brindaron sus opiniones encontradas. La consultora del ministro Dante Sica también emitió un informe. 


Los economistas que analizan el TLC lo hacen parados sobre distintas bibliotecas, pero principalmente sobre las diferentes boletas electorales que apoyan de cara a la dura contienda electoral de agosto, octubre y noviembre.

Mariano Kestelboim, un economista que milita en las filas del pernonismo kirchnerista, consideró que la “oferta superadora” de la UE por carne de vaca que permitió cerrar el acuerdo fue una “mísera” y se aceptó.

“Compran 99.000 toneladas en lugar de las actuales 70.000. ¿Cuánto exporta el Mercosur por año? 1,8 millones de toneladas. Su proteccionismo es bestial y los liberales acá no dicen nada”, se quejó el economista.

En la otra vereda, Carlos Melconian expresó que el acuerdo va a ser “beneficioso” para la Argentina. Y se quejó de las críticas de la oposición al sostener que “si se hubiese firmado en 2014”, se hubiera visto como “una apertura inteligente”.

(Foto:Sarah Pabst/Bloomberg)

“Si queremos crecer para afuera, hay que tratar de vender al mundo”, indicó el expresidente del Banco Nación en declaraciones a Radio Mitre y destacó que “este tipo de acuerdos está probado en el mundo”.

Para la consultora Abeceb, de la que es dueño Dante Sica, los sectores que más chances tienen de aprovechar el acuerdo son aquellos en los que Argentina se muestra competitivo actualmente.

De esa manera, en el corto plazo, las mayores oportunidades se le presentan al sector agroindustrial y pesca, según Abeceb. Además, La Argentina tiene posibilidades de incrementar las ventas de productos agrícolas, de molienda y carne bovina.

Dante Sica (Foto:REUTERS/Agustin Marcarian)

A contramano de la preocupación del kirchnerismo por las economías regionales, para Abeceb también se abre una oportunidad para diversos sectores como los de las frutas, miel, pesca y algunas variedades de vinos.

No obstante, la consultora sí deja entrever que las pymes pueden llegar a sufrir en el futuro. “En general un acuerdo de estas características tiene más chances de ser aprovechado por grandes empresas que por pymes”.

Para las pymes, dijo la consultora, la integración con la UE puede significar un desafío dado que cuentan con menores recursos para insertarse en los mercados globales y hacer frente a la competencia.





Comentarios