Intentó ingresar a Brasil dos veces en los últimos días, pero lo reconocieron a pesar de sus cambios de look.


Un barra brava de Almirante Brown que figura como hincha con antecedentes violentos intentó al menos dos veces ingresar a Brasil para asistir a la Copa América y fue deportado. Para ello, se hizo un cambio de look para confundir a los controles en la frontera.

El hombre figura entre los más de cinco mil hinchas con antecedentes violentos que el gobierno envió a Brasil para que la seguridad del torneo pueda aplicar el derecho de admisión en los estadios. En esta oportunidad, para presenciar el encuentro entre Argentina y Catar, pretendía burlar a las autoridades ingresando a Brasil vía Uruguay, según indicó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich

Su “cambio de look” consistió en rebajar su barba, cortarse el pelo e intentar una mueca para pasar el control, pero no le dió resultado. Lo mismo había ocurrido con Matías Sebastián Nicolás Firpo, uno de los agresores al micro de Boca en la recordada final de la Copa Libertadores 2018.






Comentarios