El hijo de la ex mandataria cerró un acto por los cien años del natalicio de Eva Perón.


Mientras la expectativa se centra en la respuesta que dará su madre, la senadora y expresidenta Cristina Kirchner, al convite del gobierno de Mauricio Macri a un acuerdo de diez puntos de consenso, el diputado nacional Máximo Kirchner ironizó este martes por la noche sobre la convocatoria al invitar a la Rosada a firmar “cuatro puntos”.

“Lo invitamos al gobierno a firmar cuatro puntos que son esenciales para millones de argentinos y argentinas: el primer punto es desayuno todos los días, el segundo punto es almuerzo todos los días, el tercer punto es merienda todos los días y el cuarto punto, cena todos los días“, llamó el hijo de la ex jefa de Estado.

Máximo Kirchner hizo este desafío al gobierno de Cambiemos durante un discurso este martes por la noche con el que cerró un acto por los cien años del natalicio de Eva Perón que reunió a miles de personas convocadas por el Movimiento Evita en el bajo porteño, cerca del monumento Canto al Trabajo y próximo a la sede de la CGT.

Después de saludar al Movimiento Evita por “esta formidable demostración de que las calles siguen siendo un lugar de expresión de las mayorías populares”, Máximo Kirchner convocó no sólo a “ofrecerle a la sociedad argentina una propuesta política superadora de estos cuatro años de derroche de deuda macrista, sino también superadora de los 12 años en que gobernaron Néstor y Cristina, para volver a incluir a la mayor cantidad de argentinas y argentinos posible”.

Sostuvo también que al gobierno macrista “los números (de la economía) no le cierran siquiera con la gente afuera” y postuló que en la Argentina “tienen que volver a cerrar pero con las familias de cada argentina y argentino adentro. Pudiendo tener la oportunidad de disputar el destino, de darse una oportunidad a sí mismos”.

”Buscan estigmatizar y humillar al humilde. Dicen que no hay que darles el pescado y hay que darles la caña de pescar. Como si trabajaran mucho los que lo dicen”, apuntó, Y agregó: “A la sociedad argentina le dieron la caña de pescar pero en medio del desierto del Sahara. Imposible pescar algo en el desierto, señor Presidente. Hace falta trabajo”.

En otra parte de su discurso, el hijo de los Kirchner se refirió a los postulados del Gobierno de Cambiemos acerca de la “cuarta revolución industrial”. Y señaló: “Si es cierto lo que dicen, ¿por qué el señor Presidente no invierte más en su pueblo? ¿O acaso piensa que está preparando a su pueblo para una revolución tecnológica o industrial, dándole menos oportunidades de tomar leche, menos oportunidades de comer carne? ¿Qué pibes y pibas estamos preparando para el futuro si no hay educación y alimentación?” Antes de Máximo Kirchner, hablaron los dirigentes del Movimiento Evita Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, y los diputados nacionales Araceli Ferreyra, Victoria Donda y el cordobés Leonardo Grosso.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios