Seis policías de la provincia de Córdoba que trabajan en Morteros, fueron imputados por hechos relacionados al robo de un arma de fuego que estaba en custodia en la comisaria.

Se presume que tres de los uniformados alquilaron o vendieron el arma a delincuentes que luego cometieron una serie de delitos, por lo que están acusados de hurto agravado, mientras que los restantes fueron imputados por encubrimiento agravado, por saber que existía el hecho y no denunciarlo.

El fiscal de Morteros, Fernando Echenique, esta a cargo de la causa y fue quien ordenó la imputaciones, pero dispuso la no detención de los acusados.

Bajo sospecha. Los hechos habrían ocurrido en la comisaría de Morteros. (Radio Estación)

El Arma

La pistola en cuestión es una Browning 6,35 mm., que fue secuestrada en un hecho por policías de la localidad de Brinkmann, cuando dos sujetos fueron detenidos en una moto, al constatar que el arma era robada fue trasladada junto con el rodado a la ciudad de Morteros, pero el arma apareció días después en otro hecho, es ahí cuando investigan y llegan a este grave caso.

Armas cortas, secuestro Foto: Radiofónica