Eduardo Romero, Daniel Salibi, Marcelo Bustos, Jorge Fabrissin y Omar Albanese realizaron un balance en su gestión del año que pasó. 


Periódico El Milenio dialogó con Eduardo Romero (Villa Allende), Daniel Salibi (Mendiolaza), Marcelo Bustos (Salsipuedes), Jorge Fabrissin (Unquillo) y Omar Albanese (Río Ceballos).

Los intendentes hicieron un repaso por los principales logros de su gestión y hablaron sobre las cuentas pendientes que esperan saldar en lo que queda de sus mandatos, muchos de ellos no descartan reelección para este 2019.

Eduardo Romero no descarta la reelección 

Eduardo Romero sobre las cuentas pendientes: “Hay muchas cosas que uno promete en campaña porque son necesidades que ha visto, pero al asumir, se da cuenta que hay un montón de prioridades que hay que resolver antes que eso. Entonces uno se va encargando de esas cuestiones más urgentes y cuando te querés dar cuenta, pasaron tres años” (Gentileza Periódico El milenio).

A poco de haberse cumplido tres años de aquel 12 de diciembre de 2015 en que Eduardo “el Gato” Romero se convirtió en intendente de Villa Allende, el consagrado golfista no descarta la reelección para este año.

“Tengo muchas cosas que terminar. Creo que con tres años nos hemos quedado cortos para todo lo que queremos hacer por Villa Allende. No sólo con respecto a lo que mencionaba anteriormente, sino también por otros proyectos que tenemos en mente”, dijo al medio con sede en Unquillo.

Con respecto a sus objetivos mencionó que “para el año que viene manejamos un presupuesto de aproximadamente 700 millones de pesos, apuntado fundamentalmente a obras, pero obras que sirvan para los próximos cuarenta años. Seguiremos con la pavimentación, se viene el gas natural, queremos terminar la primera etapa de la obra de cloacas, traer otro colegio a Villa Allende, seguir mejorando el servicio del hospital municipal, brindar más capacitaciones a nuestros empleados (algo que no se ve a simple vista, pero impacta mucho en el funcionamiento de la municipalidad), entre otras acciones”.

Y agregò que “también se vienen novedades importantes en el tema de prevención de inundaciones. Estamos trabajando con Nación en una inversión de 150 millones de pesos. Vamos a instalar una serie de alarmas mucho más precisas que permiten saber en cuánto tiempo llega una creciente desde el dique, con qué cantidad de agua, etc. Eso nos va a permitir evacuar más rápido a la gente a un espacio que ya tenemos preparado y resguardar la vida de los vecinos”.

Daniel Salibi y los 19 años de gestión pública 

Daniel Salibi: “lo único que le he pedido a Dios cuando asumí, el 10 de diciembre del 1999, era que el poder no me cambiara, y creo que ese ha sido mi baluarte durante todo estos años” (Gentileza Periódico El milenio).

Daniel Salibi se encuentra finalizando su quinto mandato como intendente, cargo que mantiene desde 1999. Si bien no està entre sus principales objetivos para este 2019, no descarta participar de una nueva elección por La Ciudad Campo.

“Con respecto al 2019, por ahora no lo tengo decidió. Hoy la gran preocupación es terminar el año lo mejor posible. Los primeros días de enero estaremos anunciando”, explicó.

En lo que respecta a proyectos que planea concretar para este año dijo que “en este último semestre no paso algo muy raro. Si bien ya estaba acordado todo lo del cordón cuneta de la obra de gas, lamentablemente con todo esto del dólar se generó una situación de inestabilidad e incertidumbre de saber que va a pasar”.

“Finalmente, conseguimos el acuerdo con la provincia para hacerlo en 48 meses, pero siempre con interés. Cuando es momento de inestabilidad económica hay que hacer un parate, hasta que vuelva a estabilizarse”, agregò.

Marcelo Bustos: “el dinero no tiene que ser una barrera para que la gente acceda al deporte, a la cultura o a la educación”

Marcelo Bustos: ” en este contexto de recesión hay que achicar la brecha, porque lamentablemente la gente no puede asumir los costos de las obras, el municipio está priorizando promoción ciudadana, salud, educación y pago de salarios. Tenés que priorizar los sueldos y los servicios básicos. Por lo tanto, seguramente algunas obras van a quedar relegadas para el próximo período” (Gentileza Periódico El milenio).

Como explica El Milenio, Marcelo Bustos asumió su cargo en el año 2016, en un contexto político de cambio en la Argentina. Su gestión se basó en el compromiso de solucionar los problemas que manifestaban los vecinos en cuanto a los servicios y al estado de la ciudad. A un año de finalizar su etapa, realiza un balance de lo alcanzado hasta ahora.

El intendente busca para este 2019 “seguir mejorando la calidad de los servicios. Tratar de poner el foco en algunas cuestiones teniendo en cuenta la crisis socioeconómica que está viviendo el país”.

“El tema del dinero no puede ser transversal para que las personas accedan a esas capacitaciones. El dinero no tiene que ser una barrera para que la gente acceda al deporte, a la cultura o a la educación. El municipio, si bien es cierto que en algunos aspectos debería ser manejado como una empresa, no lo es. Hay cuestiones sociales que tenemos que atender y que son importantes”, destacó.

Jorge Fabrissin con problemas medioambientales 

Jorge Fabrissin respecto a El Montecito: “Nosotros todavía no hemos tomado ninguna decisión así que me parece un brulote haber hecho una denuncia a los concejales y al intendente. Simplemente le hemos dado una pre-factibilidad para que ellos puedan trabajar en el tema y después, si la provincia aprueba el examen de impacto ambiental, recién vendría el proyecto al municipio donde haríamos otra audiencia para escuchar a los vecinos. Pero ahora, con esta denuncia se nos ata de pies y manos, porque si la justicia dice que está todo mal obviamente no se puede seguir; pero si dice que está bien a nosotros nos quita argumentos para oponernos a cualquier cosa” (Gentileza Periódico El milenio).

A un año de finalizar su última gestión y como explica El Milenio, uno de los mayores conflictos en la ciudad fue el proyecto privado para urbanizar El Montecito.

Se trata de un predio de más de 100 hectáreas que generó la oposición de los vecinos por varios factores, entre los cuales se destacaron la preocupación por los descuidos ecológicos del proyecto, la ilegalidad de algunas de sus características debido a la magnitud del mismo, el agravante de la inundación del 2015, la falta de recursos disponibles (especialmente hídricos), la ausencia de una red de servicios adecuados frente a una explosión demográfica que lleva diez años de crecimiento, entre otros.

Jorge Fabrissin dijo que “cuando arribamos al gobierno, el proyecto estaba aprobado y cobrado por la gestión anterior. Realizamos un análisis cuidando los intereses, no solamente ecológicos sino también económicos de la población. Entonces, derogar una ordenanza donde hubo inversión de un desarrollista implica tener mucho cuidado porque puede generarse un juicio al municipio y después lo pagamos todos. No obstante, creímos que teníamos argumentos para derogar la ordenanza. Eso generó actas notariales de los desarrollistas donde amenazaban con denuncias penales por abuso de autoridad, aduciendo que yo no tenía atribución para derogarlas. Eso hizo que nos sentáramos a negociar y el proyecto fue cambiando rotundamente”.

Y agregó: “Vale aclarar que la autoridad de aplicación de la ley de ambiente corresponde a la Secretaria de Ambiente de la Provincia, nosotros no podemos interpretar la ley y ellos dictaminaron que eso (El Montecito) no era zona roja, sino que era mixta y el 50% de las 114 hectáreas están en zona mixta, ese es el dictamen de la provincia. El proyecto cambió y hay 54 hectáreas que son donadas al municipio para hacer una reserva libre y una calle interna que nace en la ruta vieja de Mendiolaza y termina en el barrio Cigarrales C, en Pablo Strumia. Esta calle interna nos pareció muy importante por el embotellamiento que se genera en el centro y además el proyecto prevé la utilización de energías alternativas y manejo de aguas grises. En fin, una serie de mejoras que lo tornaban importante al proyecto y a tener en cuenta”, relató Fabrissin.

El conflicto generó numerosas asambleas y protestas y, una denuncia a los concejales de la gestión anterior y actual por incumplimiento de funciones y por otorgarle pre factibilidad al cuestionado proyecto.

Omar Albanese adelanta su gestión 2019

Omar Albanese: “lo que demanda la gente hoy es seguridad. Piden más alumbrado público, que hoy no tenemos reclamos prácticamente, estamos al día, más policías, más control de la guardia urbana municipal. Esa es una problemática diaria que sale de una problemática social” (Gentileza Periódico El milenio).

​A tres años de su asunción como intendente, Omar Albanese adelanta los objetivos para el 2019.

El mandatario rioceballlense busca “terminar las obras que hemos emprendido, trabajar muchísimo en la parte social, toda la Argentina tiene esa deuda, equiparar los tantos es muy complicado. Lo que realmente anhelo es mejorar la parte de viviendas en Río Ceballos y mantener su verde que a mí me encanta. Son desafíos, la parte social es lo más importante, la que más vamos a encarar. Hemos creado el nuevo juzgado de paz, viene la unidad judicial, se colocaron cámaras nuevas en la vía pública, son todas pequeñas acciones que hacen un mejor manejo de la sociedad”.

Además agrega que “tenemos el programa ‘escuelas seguras’ junto a Defensa Civil, que nació para ver las problemáticas en cada una de las escuelas, hoy lo estamos brindando a nivel departamental y queremos hacerlo a nivel provincial. Después estamos con un sensor de crecidas, que lo vamos a ir poniendo en todos los puentes de Río Ceballos. Todo esto ayuda a la parte social, cuando vos te sentís protegido es importante”.




Comentarios