Ante la imputación a dos médicos del geriátrico de Saldán, el Consejo de médicos de Córdoba solicitó una audiencia urgente al Ministro de Salud de la provincia. Lo hicieron a través de una carta en la que se expresa que la entidad entiende a la imputación como un atropello a la dignidad profesional y al accionar judicial como un atentado contra el ejercicio de la medicina.

Carlos Amidei, integrante del Consejo de Médicos, en diálogo con Radio Nexo explicó la postura de la entidad con respecto a la imputación y contó además cómo trabajan en la prevención de la violencia hacia el personal de la salud enmarcada en la pandemia.

Amidei cuenta que toman conocimiento de la situación del doctor Lucas Figueroa cuando fue escrachado por un audio del intendente de Saldán. "Lo que motivó agresiones sociales", explicó.

"Nadie tiene intencionalidad de contagiar. Nadie va a ejercer la medicina para ir a contagiar gente. No sé quienes van a ser los que van a atender a la gente si desertan los médicos por hostigamiento", dijo Carlos agregando que en el caso del geriátrico no es sólo social, sino que ahora también es judicial.

"Con la imputación de los colegas de Saldán hemos tenido numerosas llamadas de colegas que no saben qué hacer. Preguntan si siguen trabajando o no", contó Carlos.

En este caso se pone en cuestión el rol del director del geriátrico. "El director es un empleado de la institución, tiene que decir cómo tienen que ser las cuestiones necesarias desde el punto de vista técnico pero en definitiva debe proveer los medios necesarios para que se puedan llevar adelante las recomendaciones técnicas de prevención o de protocolos de seguridad", fundamentó Carlos.