Su casco fue enterrado en Malvinas y gracias a las redes sociales, lo encontraron 40 años después

Su casco fue enterrado en Malvinas y gracias a una publicación de Facebook se enteró que fue encontrado 40 años después.
Su casco fue enterrado en Malvinas y gracias a una publicación de Facebook se enteró que fue encontrado 40 años después. Foto: Facebook

Rubén Darío Cabrera, un ex combatiente de Malvinas, conoció a través de Facebook, la noticia de que un hombre que estuvo en las Islas encontró varios cascos bajo tierra.

Un hecho de nostalgia y emoción vivió Rubén Darío Cabrera, un veterano de Malvinas, cuyo casco enterrado en las Islas, apareció 40 años después. El hombre se enteró del hecho a través de las redes sociales y se puso en contacto con la persona que lo tenía.

Rubén fue uno de los soldados que tuvo que rendirse ante los ingleses. Estuvo como prisionero de guerra durante una semana y fue obligado, junto a sus compañeros a enterrar sus pertenencias. Sin embargo, 40 años después, y gracias a las redes sociales, descubrió que su casco fue desenterrado.

“Alrededor de las tres de la mañana sonó el celular y era una publicación que compartió Marta Razane una seguidora de los veteranos de guerra que vive en la provincia de Buenos Aires. Ella contó que James Taylor, un hombre que estuvo en Malvinas y ahora está en Inglaterra, encontró cascos bajo tierra hace unas semanas atrás”, contó Cabrera en diálogo con Noticiasnet.

“Taylor puso que los cascos eran de Lorenzo y Cabrera. En ese momento sentimientos muy fuertes afloraron en mi corazón, después de casi 40 años, enterarme que apareció el casco que había enterrado en el momento de estar como prisionero de guerra, después de habernos tenido que rendir, fue muy fuerte. Resulta que con los detectores de minas lograron encontrarlos. Al ser de hierro, que es el mismo material que las minas, fueron detectados”, detalló el veterano.

Rubén Darío Cabrera tomó contacto con la persona que encontró su casco a través de mensajes de Facebook.
Rubén Darío Cabrera tomó contacto con la persona que encontró su casco a través de mensajes de Facebook. Foto: Facebook

Rubén contó que Taylor quería conocer a los propietarios. Él no hablaba mucho inglés así que le pidió ayuda a su hijo para que puedan comunicarse por Messenger. Rubén se vio en medio de la emoción, de la nostalgia y la tristeza al recordar heridas que se abrieron aquel 2 de abril, tanto para el como para tantos otros combatientes.

“No puedo explicar las sensaciones, el corazón empezó a latir como cada 2 de abril desde hace 40 años. Es una emoción muy grande de cómo aparece esto, como se mantiene el nombre porque está hecho con lapicera. Nosotros fuimos un 2 de abril a Malvinas con apenas meses de instrucción, ese día a las 8 estábamos sobrevolando Malvinas y a las 10 aterrizamos”, rememoró.

Porqué el casco de Rubén fue enterrado en Malvinas

“No fue una decisión personal. El turco Seineldín que nos dirigía a nosotros, cuando regresamos del pueblo al aeropuerto, nos dijo: “Nos han ganado esta batalla, pero vamos a darle un poco de dolor de cabeza. Entierren todos los elementos, como cascos o si alguno le quedó un proyectil”, recordó Rubén.

Sin embargo, en aquel momento, ni él ni sus compañeros entendían el sentido de esa orden si ya estaban “rendidos, cansados y agotados”. Pero años después, Rubén se reencontró con Seineldín, cuando salió de prisión, y este le explico la razón de su orden. Al enterrar eso, todo elemento que sea de hierro le iba a traer dolores de cabeza, porque todavía siguen buscando bombas o minas”, le explicó.

Para finalizar, Rubén habló del deseo de reencontrarse con su casco: “Si se puede en nuestro continente y si no, yo nunca tuve la idea de volver a Malvinas, porque no sé qué puede pasar por mi cabeza, pero en estos casos me iría a donde sea a buscar mi casquito. No creo que sea para este 2 de abril, pero si Dios me da la suerte lo voy a tener en mi poder”, concluyo el ex combatiente de Malvinas.