A pocos días de terminar el primer mes del 2021, la temporada de turismo en Las Grutas parece no repuntar que no despega del 30% de ocupación. La mayoría de los visitantes llegan los fines de semana pero la estadía no se extiende por muchos días, situación contraria a la que se vivió temporadas anteriores donde la playa rionegrina era uno de los destinos predilectos para disfrutar del verano en el sur.

La circulación de turistas por las playas de Las Grutas se ve notoriamente afectada por el coronavirus, ya que la ocupación solo repunta los fines de semana pero los visitantes llegan el viernes por la tarde y se van el domingo. Recordemos que este “paraíso” en Río Negro, fue elegido en 2019 como la mejor playa de Argentina y atracciones como el buceo recreativo en arrecifes artificiales eran las principales atracciones.

Postales de los veranos anteriores a la pandemia en Las Grutas.

Según detalla Diario Río Negro, en lo que va del verano la ciudad reporta un 75% menos de turistas a comparación con los visitantes del 2020. Caso contrario a la situación que se vive en Bariloche y la zona cordillerana donde el turismo acompaña respetando los protocolos establecidos por las autoridades en el marco de la pandemia.

Carlos Rivas, de la asociación de extrahoteleros, señaló que “enero siempre fue un mes de turismo masivo. Y hay una franja que esta vez, por efecto de la pandemia, no se hizo presente. Esa franja está compuesta en gran parte por público más joven, que con las restricciones nocturnas optaron, en su mayoría, por no viajar hacia aquí”. Otro sector de turistas que no están presentes esta año son quienes elegían los campings, que no fueron habilitados ya que las autoridades consideran que “no podrían manejarse con buenos protocolos”.

Desde el sector turístico esperan que los números mejoren el fin de semana largo de Carnaval.

La situación económica es otro de los motivos por la baja de reservas y de días de permanencia, pero eso varios de los hospedadores lanzaron promociones con hasta un 20% de descuento y algunos hasta mantuvieron los precios del 2020, pero no alcanza. Panorama similar se vive en el sector que se dedica a excursiones o actividades recreativas: “Estamos trabajando un 50% menos que el verano pasado”, detalló Claudio Barbieri.

Si bien los números son bajos, el sector espera que repunte sobre todo teniendo en cuenta el próximo feriado XXL que tendremos en febrero por Carnaval. “Es una temporada impredecible pero el interés de la gente está. Lo que ocurre es que el que viaja reserva sobre la marcha, y por eso todo se va desarrollando día a día, sin poder planificar mucho”, sostuvo el empresario Walter Zonco.