Ahora los viedmenses deberán poner foco en el Federal A a la espera de que se defina el rival por los 16avos. de la copa.


Luego de clasificarse a los 16avos. de final de la Copa Argenina y dejar en el camion al último campeón, Rosario Central, el plantel de Sol de Mayo emprendió un largo viaje de regreso a casa para compartir la alegría con los vecinos de Viedma.

Unos 1.200 kilómetros separan a la capital rionegrina de Santa Fe, lugar en donde se jugó el partido, por lo que los autores del primer “batacazo” del certamen nacional llegaron un día después de la clasificación, pero la euforia en la gente y los protagonistas seguía intacto. 

A las 19.30 horas estaba anunciada la llegada del plantel y los vecinos de la Comarca se reunieron para recibir a los jugadores y dirigencia. Autos, motos, patrulleros, camión de bomberos coparon las calles de Viedma. 

Las avenidas principales se llenaron de camisetas celestes y blancas, cánticos y lágrimas de emoción por el “épico” logro del plantel del Federal A. 

Ahora los jugadores deberán voler a poner la cabeza en el torneo para empezar a sumar de a tres ya que hace siete fechas que no gana, pero esta victoria ante el “Canalla” se va a seguir festejande, al menos hasta la próxima fase de la Copa Argentina cuando los viedmenses enfrenten a Colón o Acassuso.

(Pablo Leguizamón)

(Pablo Leguizamón)






Comentarios