Los vándalos atacaron dos instituciones públicas de Viedma, no solo rompieron parte de las instalaciones de un colegio y una biblioteca de la capital de Río Negro, sino también sustrajeron elementos de uso diario. 

El primer episodio tuvo lugar en la Escuela Municipal de Canotaje, allí los delincuentes tiraron abajo una de las paredes del salón. Según afirman desde la institución en ese lugar no había nada de valor por lo que solo ocasionaron daños que con la colaboración de los vecinos ya se logró solucionar.

Luego se registraron destrozos y robo en la Biblioteca Popular "Sol Naciente" del barrio Mi Bandera. Según detalla en su cuenta de Twitter la concejal Silbana Cullumilla, "se llevaron toda la grifería del baño, bajo mesada y alacenas, lavatorios, mochila del baño, 3 baldes de pintura de 20 litros que ya estaban preparadas para pintar".

Desde la Municipalidad capitalina se manifestaron preocupados por estos hechos repudiables. "Estas formas de actos vandálicos atentan contra el patrimonio de los ciudadanos y las normas del buen vivir", señalaron según informa Diario Río Negro. Y al mismo tiempo pidió la colaboración de todos los vecinos para el cuidado y mantenimiento de los servicios públicos.