Se trata de un fallo que benefició a los empleados estatales por pagos en negro y generar una "política salarial errónea".


La seccional rionegrina de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) celebró  el fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ) que confirmó la sentencia de la Cámara del Trabajo. Benefició a los municipales de la ciudad de San Antonio Oeste al obligar a considerar “remunerativos y bonificables” los adicionales salariales otorgados en 2011.

Rodolfo Aguiar, titular de la filial y también de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) provincial explicó que el fallo judicial otorgó “la razón a la ATE a través del expediente que calificó como inconstitucionales los adicionales no remunerativos establecidos por la comuna de San Antonio Oeste en 2011”.

“La justicia rionegrina defendió los postulados de la Constitución Nacional, los tratados internacionales y los avances que se consolidaron con el funcionamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La decisión constituye un llamado de atención para gobernadores e intendentes, quienes muchas veces procuran aplicar y sostener una política salarial precarizadora e ilegal”, señaló Aguiar en un comunicado.

De esa forma, el Superior Tribunal condenó a la municipalidad a abonar “las sumas que resulten en concepto de diferencias salariales”, lo que implicó “un juicio millonario que deberá enfrentar la comuna por haber aplicado una política salarial errónea”, añadió. Aquellas sumas que se abonaban en negro a los municipales deberán integrar el ítem del salario básico y, además, tendrán que pagarse de forma retroactiva a cinco años.





Comentarios