El STJ reafirmó su postura de no dar lugar a un amparo que el hombre había solicitado al municipio de Bariloche.


Tras serle negada la renovación de su licencia de conducir, y no dar a lugar un posible amparo de la medida tomada en el municipio de Bariloche, un taxista fue a golpear las puertas del Superior Tribunal de Justicia para que interceda en el caso. Según Río Negro, el STJ también lo rechazó.

El primer fallo fue dictado por el juez Rubén Marigo, quien impidió opción de apelación. Luego, el STJ no lo rectificó y marcó la sentencia la semana pasada. El conductor tiene inhabilitado su carnet debido a que está condenado por ser penalmente responsable de un abuso sexual.

Superior Tribunal de Justicia (Foto: Río Negro).

En cuanto a esto, el artículo 20 de la Ley 24.449 (Ley de Transito y su reglamentación) expresa claramente que ”debe denegarse la habilitación de clase D para servicio de transporte de escolares o niños cuando el solicitante tenga antecedentes penales relacionados con delitos con automotores, en circulación, contra la honestidad, la libertad o integridad de las personas, o que a criterio de la autoridad concedente pudiera resultar peligroso para la integridad física y moral de los menores”.

La defensa del hombre manifestó que la sentencia había sido ”arbitraria” y que se estaba cometiendo un acto incostitucional por ”dictarle doble condena” (por abuso y quitarle la licencia) y vulnerando su derecho al trabajo.

Sin embargo, el STJ alegó que ”no existe doble condena” y que ”el municipio en ningún momento vulneró un derecho constitucional del accionante”. 






Comentarios