La Secretaría de Ambiente a través de la Dirección de Cambio Climático y en conjunto con el Servicio Meteorológico Nacional, dieron comienzo a los sondeos de ozono en la Estación de Vigilancia Atmosférica Global (VAG), para obtener y estudiar las variaciones de la capa de ozono de este año.

Estación VAG UshuaiaPrensa TDF

Una vez por semana -si el clima lo permite- desde el mes de agosto hasta noviembre inclusive (dando un total de 14 lanzamientos) se dispondrán instrumentos de medición vinculados a un globo de gran dimensión inflado con gas helio, que ascenderá hasta unos 35 kilómetros de altitud y, a medida que la sonda suba, medirá de manera constante el ozono y los parámetros atmosféricos como por ejemplo: la temperatura, la humedad, la presión, etc.

El director de la Dirección de Cambio Climático de Tierra del Fuego, Sergio Camargo comentó que “hace varios años, el agujero en la superficie de la capa de ozono estaba en constante reducción, el año pasado, cuando terminamos de procesar los datos, nos alarmamos al ver que el agujero en la capa había aumentado su tamaño. Estamos ansiosos de ver los resultados de este año para ver en qué estado está”.

Este tipo de globos es muy utilizado en el mundo para realizar estudios similares.Prensa TDF

Desde 1992, la Estación VAG, que fue creada con el objetivo de monitorear el ozono de superficie y troposférico, es sede de estas importantes mediciones de ozono y otras, como los gases de efecto invernadero (GEIs), el dióxido de Carbono (CO2), el Metano (CH4) y el Óxido Nitroso entre Otros (N2O), tan importantes para entender la dinámica de los mismos y su influencia directa en el Cambio Climático Global.

Para comienzos de diciembre se espera que la Dirección de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente, junto al Servicio Meteorológico Nacional, terminen de analizar y comparar los datos obtenidos con años anteriores, y así, detectar qué es lo que sucede con la capa.

Variaciones atmosféricas, variaciones del agujero de ozono y cambio climático.Prensa TDF