El jefe de Gabinete de la Municipalidad de Ushuaia, Mario Daniele, volvió a manifestar la “preocupación” del Ejecutivo de la Ciudad por la demora del Gobierno provincial en el envío de los fondos de coparticipación, y dijo que “nos curan de palabra porque la realidad es que no hay nada concreto” para solucionar la problemática.

El jefe de Gabinete, Mario Daniele y el subsecretario de Desarrollo Económico, Gustavo Ventura, recibieron al secretario gremial Luz y Fuerza Patagonia, Ariel Bugliolo.Prensa Municipalidad Ush

El funcionario mencionó que “estamos preocupados” ya que “cada vez que hablamos del tema y planteamos que hay que buscar la forma de solucionar el tema, la realidad es que no hay nada concreto para revertir el atraso”.

Además manifestó que: “detrás de la demora de la llegada de fondos hay toda una estructura de prestación de servicios, obras en marcha, empresas que realizan trabajos, inversiones en la nueva urbanización San Martín, asistencia social”, lo cual “implica que hay que estar en forma permanente desembolsando dinero y todo esto se ve resentido por el atraso de la coparticipación”.

Daniele remarcó que “necesitamos que el Gobierno provincial entienda que acá no hay una cuestión caprichosa, o que tiene que ver con la política. Estamos hablando de que cada Municipio reciba lo que le corresponde para poder hacer frente a sus obligaciones”.

En esa línea, apuntó que “la Nación recauda por distintos conceptos y, de manera automática, un porcentaje de los fondos llega a las provincias. No hace falta que un ministro de una provincia llame al ministro de Economía de la Nación.

La plata llega en forma automática desde hace bastantes años”. “Lo que pretendemos es que ese sistema funcione también en Tierra del Fuego que aparte tiene solo tres municipios, no es la provincia de Buenos Aires”, indicó el jefe de Gabinete de Ushuaia, tras lo cual evaluó que “tiene que haber una persona que cuando lleguen los fondos se encargue de distribuirlos de acuerdo a la ley de coparticipación provincial de manera inmediata, no hay ninguna razón para que esos fondos no lleguen de esa forma”.

La demora en el ingreso de los recursos “va de 30 a 40 días, varía porque está a merced de la buena voluntad que tenga el Ministerio de Economía de la Provincia de mandarte o no, pero tenemos que estar al día”.

Para Daniele “esto también tiene que ver con una buena práctica política porque en provincias con muchos distritos se pudo resolver.

No está bueno que pase esto porque afecta a toda la gente ya que cuando se para una obra, no se pueden atender a las necesidades de los vecinos y vecinas”. Y añadió: “Si no afectan a la gente está todo bien con las reglas de la política, conocemos el juego y no nos asusta. Pero en este tema no deberíamos estar desgastándonos y perdiendo energía porque en el medio está a la gente”.

Por último, aseveró que “yo preferiría buscar todos los mecanismos de diálogo y agotar la vía del consenso antes de generar una situación que no tenga que ver con una buena fe de las partes”.