La Agrupación Nacional Cóndor de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación expresó su apoyo a la continuidad del proyecto del Camino del Atlántico, consistente en la apertura de la Ruta Provincial Nº 30 para, en un primer tramo, unir la ciudad de Ushuaia con el Pueblo pesquero de Almanza


Desde el mencionado sector gremial interno se observó que se trata de una obra “estratégica para la provincia y para la Nación”, ya que tiene por objeto “generar desarrollo en miras a consolidar la soberanía nacional en el confín austral de la Patria”.

Tras aclarar que están “imbuidos de los derechos ambientales de los que somos acreedores todos los ciudadanos fueguinos y argentinos, esos que enuncio de manera visionaria el General Juan Perón en 1949 al propugnar su Comunidad organizada”, desde el mencionado sector sindical se explicó que “apoyamos cada una de las iniciativas públicas o privadas que con sano espíritu ecologista, promuevan la defensa del medio ambiente y la biodiversidad”.

Desde la Agrupación Nacional “Cóndor” se advirtió, no obstante, “la enorme diferencia entre protección ambiental y las obras básicas que requiere el desarrollo de nuestra comunidad, en miras al bienestar general y el bien común, como es la apertura de rutas que ordenen, conecten y posibiliten la planificación pavía del estado antes de los asentamientos poblacionales, justamente para evitar el desmonte indiscriminado como vemos que ha pasado en nuestra ciudad”.

“Lógicamente dichas obras deben realizarse luego de los pertinentes estudios de impacto ambiental, buscando trazas convenientes y luego fiscalizando la ejecución de las mismas, para que no se impacte el medio ambiente más de lo estrictamente necesario”, consideraron.





Comentarios