Nilo Navas y Victoria del Vacchio estuvieron en los estudios de Vía Ushuaia Radio y presentaron la nueva travesía del velero hacia la Antártida.


Ya han pasado 5 meses desde que el Velero Oceánico “GALILEO” tomó amarras en la ciudad de Ushuaia por segunda vez. Su dueño y armador de las travesías, Nilo Navas, volvió a nuestra ciudad para inspeccionar y preparar la embarcación para emprender otra travesía durante los meses del verano.

Nilo Navas nuevamente en Ushuaia junto al Velero Galileo

Esta travesía será una navegación sin precedentes en la historia del “GALILEO”, puesto a que la embarcación navegaba por aguas tropicales y del litoral marítimo nacional, incluyendo la navegación hacia las Islas Malvinas en 2008 con sus antiguos dueños. Esta vez sus tripulantes se embarcarán en una travesía bicontinental. El “GALILEO” navegará rumbo a la Antártida, hacia la Base Esperanza, ubicada al norte de la península.

Velero “Galileo” en navegación

“Nuestros proyectos arrancan desde hace muchísimos años. No es una cosa que arrancó como si fuera un satélite, hace dos meses. Desde la década del 90’ que estamos planificando todas estas cosas”, aclaró Nilo Navas, quien es presidente de la Fundación Malvinas “El Crucero General Belgrano Vive”, de Bahía Blanca.

Velero “Galileo” Ushuaia 2019

Para las travesías hacia Ushuaia, el “GALILEO” contó con un staff de 15 personas en total, pero la tripulación fue rotando y para la última navegación fueron 7 las personas a bordo. “Para la Antártida somos 6, algunos van alternando, el que no alterna es el capitán“, dijo Nilo. “El capitán es un comandante de la marina, es un capitán de navío de vela”, dijo en referencia al Capitán de Navío Antonini, quien cuenta con vasta experiencia en navegaciones en zonas australes.

Tripulación a bordo del Velero “Galileo”

Antonini, “desde marzo está estudiando, periódicamente, la meteorología de la Antártida”, mencionó Navas. También expresó que cuentan con el apoyo del Comando de Operaciones Navales de la Armada, ya que el Rompehielos “Almirante Irizar” va a operar en Base Marambio, cercana a Base Esperanza. “Cuando ustedes crucen ‘El Drake’, vamos a estar atentos”, citó.

Velero “Galileo” Capitán Antonini

Si bien, cada integrante de la tripulación va a la navegación motivado por diferentes causas, el objetivo principal del periplo es “estrictamente cultural histórico“, remarcó Nilo. “Nosotros vamos a testimoniar, documentar, vamos a llegar a Esperanza, vamos a ir a Marambio y a Base Carlini, vamos a hacer todo lo que podamos”, dijo.

Velero “Galileo” interior en plena faena de alistamiento

Para la navegación al continente blanco, van provistos de instrumental de posicionamiento satelital y cada día enviarán material para que se vaya subiendo al portal de la Fundación Malvinas, en redes sociales y de esta manera todos podrán seguir las actividades del velero.

Testimonios y experiencias

Nilo fue miembro de la Armada Argentina. Llegó a ser Cabo Primero especializado en operaciones y su pasión por el mar lo llevó a alistarse en la marina. Luego de la guerra se fue de la institución, pero nunca abandonó esa pasión por navegar y hacerse a la mar en busca de nuevas aventuras.

Nilo Navas Velero “Galileo” en estudios de Vía Ushuaia

Esta pasión la comparte con sus compañeros. Entre ellos Victoria del Vacchio, psicóloga. Ella es la antigua dueña del velero y con él fue navegando a Malvinas junto a su marido Carlos. En aquella oportunidad, el velero partió desde el Club Barrancas de San Isidro hasta Puerto Argentino, en Islas Malvinas. “Fue increíble, porque fue toda una preparación que nos llevó un año. Me preparé mucho con la historia de las Islas”, dijo Victoria.

Velero Galileo

Victoria y Carlos llegaron a Malvinas un 10 de enero de 2008 a la noche y bajo un manto de neblina que no los dejaba ver nada. “Teníamos tres GPS y no veíamos nada. A la madrugada se levantó la neblina como un telón y apareció Puerto Argentino despertándose, y lloré“, dijo emocionada.

Victoria del Vacchio Velero “Galileo” en Malvinas 2008

Una vez amarrados en Puerto Argentino, permanecieron 19 días en las Islas Malvinas recorriendo los lugares y aprendiendo las formas de vivir de los isleños. “Muy bien nos trataron, excelentemente bien, la gente muy hospitalaria, más bien introvertida, como buenos isleños”, dijo Victoria, también agregó que son “aislados, pero muy receptivos, abiertos a cualquier pregunta que uno les quisiera hacer y contestaban todo. Me dio una sensación de que querían ser escuchados y también nos escucharon”, relató.

Nilo y Victoria en Vía Ushuaia Radio / Mitre Digital Ushuaia





Comentarios