Efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas de la Capital secuestraron siete plantas de marihuana de un departamento del barrio Villa Patria, de la capital tucumana. El dueño del inmueble, de 25 años, quedó detenido y luego liberado por disposición del Juzgado Federal N°2 de Tucumán.

Las plantas, de un metro de altura, se encontraban dentro de dos sistemas de cultivo interno denominados indoor, con iluminación y ventilación especiales.

“Los efectivos escucharon el ruido de una rotura de vidrio desde una vivienda, observando a un hombre correr por los pasillos ubicados entres los departamentos. Intentaron alcanzarlo pero logró escapar. Por ello, realizaron un recorrido entre los departamentos y en uno de ellos detectaron una ventana de vidrio rota.  Con intenciones de verificar si el  propietario del inmueble habría sufrido algún tipo de robo, llamaron a su puerta para entrevistarlo. En ese momento, los efectivos percibieron que desde el interior salía un fuerte aroma a marihuana. Al consultarle, el hombre no pudo justificar esa situación. Con su autorización los uniformados ingresaron y en una de las habitaciones había dos gacebos  y en su interior 7 plantas de marihuana”, explicó en detalle el subcomisario René Sánchez, jefe de la División Patrulla Motorizada Capital del 911, quien supervisó el procedimiento junto al segundo jefe, el oficial principal Christian Gómez.

Ante el sorpresivo hallazgo, inmediatamente, los uniformados dieron intervención a la Digedrop y al Juzgado Federal N° 2 de Tucumán, desde donde se ordenó el secuestro de las plantas  y la detención del dueño del departamento por presunta infracción a la Ley Nacional 23.737 de Estupefacientes. Horas después, al no contar con antecedentes, el propietario quedó en libertad.