Durante la mañana del miércoles, personal policial de la División de Sustracción de Automotores logró secuestrar el auto usado por una banda que cometió un robo con inhibidores de alarmas. Previamente, la víctima del robo había denunciado el hecho en la Comisaría 3° y los delincuentes lo habían vendido después del hecho.

En ese sentido, el pasado 4 de enero, la víctima había indicado en su denuncia que varias personas se movilizaban en un auto Volkswagen Gol de color blanco, y de esta forma, usaron inhibidores de alarma para robarle pertenencias que tenía en el interior de su vehículo. Por este motivo, se inició una investigación en conjunto con la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos II°.

En tanto, el personal de la división estuvo a cargo del comisario principal Adrián Hisa, y el subcomisario Marcos Morante, y como resultado de las averiguaciones, este miércoles 13 a las 11 hallaron el auto implicado. “El auto fue recuperado en avenida Benjamín Aráoz antes de llegar al Puente Lucas Córdoba”, detalló Morante.

“Identificamos al hombre que lo tenía en su propiedad y se descubrió que él lo había comprado de buena fe a los autores del robo, desconociendo el origen del mismo”, concluyó. Por último, desde la justicia se dispuso que el vehículo permanezca secuestrado y que no se adopten medidas privativas de libertad contra el actual dueño.