Alberto Fernández eligió Tucumán para realizar el primer gran acto en el interior de la campaña electoral del Frente para la Victoria. Ante una multitud reunida en el hipódromo de San Miguel de Tucumán, el Presidente juntó esta tarde a mandatarios de cuatro provincias, a tres ministros nacionales y a los candidatos tucumanos, y desde el escenario valoró las políticas sanitarias del gobierno durante la pandemia: “Hoy tenemos esta reunión porque estamos inmunizados, todos están vacunados. Este es el comienzo del futuro y lo que nos permite recuperar nuestra vida cotidiana”, dijo Fernández.

//Mirá también: El Presidente Alberto Fernández inauguró la Planta de Chacinados de La Cocha

Con su presencia en el acto en Tucumán, se confirmó que Fernández seguirá teniendo su cuota de centralidad en la campaña electoral. El Presidente encabezó el sábado pasado el acto en Nueva Chicago organizado por los movimientos sociales, donde compartió el escenario con Máximo Kirchner, en gesto de compromiso por mantener la unidad del Frente de Todos.

La comitiva presidencial, que incluyó a los ministros Aníbal Fernández y Claudio Moroni, estuvo encabezada por Juan Manzur, el jefe de Gabinete incorporado después de los malos resultados del oficialismo en las primarias, y que pidió licencia en la gobernación tucumana para que asumiera Osvaldo Jaldo, su vice y contrincante en las PASO del 12 de septiembre. En Tucumán se habló mucho de la unidad.

Alberto Fernández, de campaña en Tucumán

“Hoy el peronismo de Tucumán está más unido que nunca, tenemos que trabajar para el triunfo del 14 de noviembre; nadie puede mirar para otro lado. ¡El Presidente nos necesita, Juan Manzur nos necesita, tenemos que trabajar unidos!”, exhortó Jaldo.

“Hoy empezamos a transitar el camino hacia el 14 de noviembre; hoy el peronismo tucumano está más unido que nunca. ¡Vamos, Alberto, con fuerza! ¡No me aflojes, los votos que hagan falta los pone Tucumán!”, dijo Manzur.

Alberto Fernández relevó a Santiago Cafiero, y aceptando la propuesta de Cristina Kirchner, nombró a Manzur, a quien se le reconoce, le está dando una impronta distinta al cargo. “Más gestión, más ejecutivo”, admiten en la Casa Rosada.

El gobernador con licencia se encargó de remarcar que su centralidad de ninguna manera afecta la autoridad presidencial. “El presidente de la Nación entendió que Tucumán podía ayudar y así fue como me convocó y como saben, en el peronismo hay un jefe y el jefe es el que manda y el presidente de mi partido se llama Alberto Fernando; él es nuestro jefe”, reiteró.

Alberto Fernández, de campaña en Tucumán

De las ocho provincias que en noviembre elegirán senadores nacionales, en las PASO el Frente de Todos salió airoso solo en Tucumán y Catamarca, cuyo gobernador, Raúl Jalil, junto a su par de La Rioja, Ricardo Quintela y el vice de Santiago del Estero, Carlos Silva Neder, se acercaron a la capital tucumana para participar del acto.

Antes del hipódromo, Fernández estuvo en dos localidades del interior, donde participó de la inauguración de dos fábricas. En La Cocha recorrió una planta de producción de chacinados y salazones, y en Simoca visitó la Fábrica de Dulces Regionales Dulky, que hará foco en el procesamiento de la batata y otros frutos típicos de la provincia. “Junto al Presidente inauguramos la fábrica Dulki, la primera en la historia local”, valoró Manzur. “Todo nuestro esfuerzo está concentrado en que la Argentina crezca con más producción y más empleo”, dijo el Presidente.

En el acto, Fernández confirmó que Manzur viajará a Washington para sumarse a la comitiva del ministro Guzmán en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. “El gobierno anterior nos dejó para el año que viene una deuda de 19 mil millones de dólares. Nunca más eso, a la deuda le decimos que no”, dijo Fernández, quien criticó la foto difundida días atrás, en la que aparece Mauricio Macri junto a Nicolás Dujovne cenando en un restaurante de Miami. “Yo estoy aquí dando la cara; no estoy brindando con los acreedores ni con el irresponsable que contrajo la deuda”, criticó.

“Con la grieta se vive peor y solo se posterga a los argentinos”, dijo después Fernández. El acto terminó con una exhortación del Presidente a convencer “a los que no piensan como nosotros” para “hacer el país que soñamos y que tanto nos cuesta construir”. La marcha peronista se escuchó como cortina de cierre.

Por la Corresponsalía en Buenos Aires.