El presidente, Alberto Fernández, arribó a Tucumán y dejó inaugurada la Planta de Chacinados y Salazones La Cocha. La Planta, por acuerdo con el Gobierno provincial, reviste el estatus de Ente Autárquico. Es una iniciativa que se pudo concretar con aportes municipales, provinciales y nacionales. Completadas todas las obras, sumará unos $120 millones de inversión y posibilitará generar una nueva actividad industrial en un lugar caracterizado por la producción tabacalera. Hasta el momento son 34 los productores que trabajan con un centro de inseminación gestionado por el municipio.

Es un día espléndido para inaugurar un lugar de trabajo que hizo el municipio. Felicito al Intendente. Me contaba el jefe de Gabinete, mi amigo Juan –Manzur-, que aquí hay muchos productores de cerdo y que hacía falta agregar valor a la producción porcina de los vecinos de La Cocha. Esto es lo que la Argentina necesita. Es lo que va a concentrar todo nuestro esfuerzo para que en el país crezca la producción”, dijo el presidente en su discurso.

Luego agregó que, “en cada rincón de la Argentina, para federalizar el país. Lo primero que hace falta es que los hombres y mujeres puedan nacer, crecer, estudiar y desarrollar su vida en el lugar donde nacieron. Por eso hicimos el esfuerzo de abrir fuentes de trabajo como estas”.

El Mandatario nacional vino acompañado por el jefe de Gabinete de Ministro de la Nación, Juan Manzur; el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández; el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio MoroniJulio Vitobello, secretario General de la Presidencia; el gobernador, Osvaldo Jaldo.

Allí los esperaban el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado; el diputado nacional, Pablo Yedlin; el intendente de la ciudad, Leopoldo Rodríguez (H); los legisladores Sandra Mendoza y Leopoldo Rodríguez (P); el edil capitalino, Ernesto Nagle; y el secretario de Coordinación y Control de Desarrollo Productivo, Mariano Garmendia.