El flamante presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Daniel Leiva, tiene 59 años, una larga trayectoria en la administración pública y ocupó distintos cargos públicos.

Mirá también // El nuevo presidente de la Corte Suprema de Tucumán es Daniel Leiva

Habla ingles y portugués. El primario lo hizo en la Escuela Obispo Molina, el secundario en Estados Unidos, en el Gimnasium Universitario y en la Escuela Normal. La universidad en la Facultad de Derechos de la Universidad Nacional de Tucumán. El Servicio Militar Obligatorio lo realizó en la Base Aérea de El Chamical, La Rioja.

Nació el 26 de octubre de 1962, tucumano, hijo de catamarqueños, casado, con tres hijos adolescentes. Cuenta que “el mayor de ellos estudia cine, y quiere hacer ser su vida alrededor del tema; tengo una niñita de 17 años, recién cumplidos, cantante. Canta hoy y desde los 4 años y seguirá siendo cantante. Hay una veta artística en la familia. Y un hijo de 15 años”, comentó.

Mirá también // Definiciones del nuevo presidente de la Corte Suprema, Daniel Leiva

Sus padres fueron dos docentes que vinieron a principio de los años 50. El padre profesor de Educación Física, era oriundo de Piedra Blanca, en Fray Mamerto Esquiu y vivía a dos cuadras del lugar donde nació el Beato. Su madre profesora de francés hija de Laureano Brizuela, un pintor autodidacta y fotógrafo reconocido en la vecina provincia como paisajista. Precisamente el Museo provincial de Bellas Artes lleva el nombre de “Laureano Brizuela”.

Es el tercero de cuatro hermanos. El mayor que es artista plástico, Nicolás Leiva, que vive en Miami hace muchos años; una hermana que ya está jubilada, y es una apasionada de la  florería ornamental y el hermano menor es arqueólogo forense. En sus mocedades fue paracaidista deportivo.