Importantes definiciones tuvo el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Doctor Daniel Leiva, en una entrevista televisiva en el programa Primer Plano. Remarcó los avances de la digitalización en los tribunales y los desafíos en su nueva función. Habló sobre su relación con el gobernador Osvaldo Jaldo y el jefe  de Gabinete, Juan Manzur.

- ¿Qué significa para usted ser presidente de la Corte Suprema?

- Significa asumir la mayor responsabilidad Institucional que pueda haber tenido. Yo comencé desde el inicio mismo del ejercicio profesional con funciones de responsabilidad. Comencé siendo, podemos definir, un abogado rural. Trabajaba en la municipalidad de Trancas. No era fácil, estamos hablando casi 30 años atrás, las distancias eran diferentes, la comunicación era diferente, el abordaje de todo era diferente.

Luego pase por otros puestos de mucha responsabilidad, como ser: el Sector Cobros de la Dirección de Rentas de la provincia; estuve como asesor en la Caja Popular de Ahorros; casi ocho años como Secretario de Estado de grandes Comunas y  de la provincia de Tucumán y tres años y un poquito más, como Fiscal de Estado de la provincia de Tucumán. , Es un cargo de mucha relevancia, en términos de que es el abogado de la Provincia de Tucumán, con todo lo que eso significa: una provincia con un millón ochocientos mil habitantes, la quinta o sexta economía regional del país, pequeña, densamente poblada. Todo eso repercute mucho.

Como primera experiencia a un rango ministerial , lo que es la Fiscalía de Estado , fue muy importante en la construcción de uno como profesional que pueda asumir responsabilidades y ,donde tuve también, la posibilidad de ir proyectando visiones que tenía con respecto a los servicios que el Estado debe prestar.

En ese momento, recuerdo que cuando llegué había muchos déficit, más que nada era organizacional, entonces, creo mucho en los equipos de trabajo, en cualquier ámbito tiene que haber un equipo de trabajo.

Y llegamos al punto, de pasar de una fiscalía de Estado que estaba un tanto desorganizada, a dejarla en tres años certificada en normas iso 9001, con un registro de sentencias, que institucionalmente eran  muy fuerte. Había que ordenar eso, y uno está primero en el tiempo, esta primero en el derecho así de sencillo. Entonces pasamos de la visión que había de un pago discrecional de los compromisos que tenía el Estado a partir de sentencias adversas, a registrar y dar la prioridad conforme a la antigüedad de la deuda. so fue un paso importante.

En términos generales, me permitió generar una visión para poder afrontar la Corte(Suprema). A a la Corte entre en el año 2019, si mal no recuerdo el 6 de febrero de 2019. Una Corte que venía con un formato diferente y, lo importante, al encontrarme con mis pares, encontré una apertura  a los efectos de poder intercambiar visiones, intercambiar perspectivas, y ponernos de acuerdo sobre cómo manejar, como conducir este servicio de Justicia, porque el Magistrado tiene la libertad que la Constitución le da. El Magistrado resuelve conforme lo que entiende el magistrado , pero nosotros como Corte, no podemos ser ajenos a cómo se lleva adelante la labor de los Magistrados. Por ejemplo. veamos: la Ley 6903, era el viejo Código Procesal Penal que teníamos, hoy por hoy, sistema Conclusional o de causas pendientes , era un sistema bueno,  disculpe era una ley, un Código Procesal muy bueno, lo que nunca tuvo era un sistema de apoyo y de abordaje.

A nosotros implementar como Corte , primero en Concepción y luego acá en la Jurisdicción  de San Miguel de Tucumán y Monteros el sistema adversarial y todo va cambiando de a poco. Nosotros pasamos de cerrar etapas que antes tardaban 10 años, a cerrar etapas en muchísimo menos tiempo.

A título de ejemplo: nosotros como Poder Judicial desde el 1 de febrero al ultimo día hábil de Octubre tuvimos 560. Los distintos colegios de jueces, los distintos magistrados, dictaron 560, si mal no recuerdo, condenas efectivas y alrededor de 1300, casi 1400 condicionales .Esos 560 era lo que en años no se hacía anteriormente.

- El caso Domine, por ejemplo, ya termino. Ya dictaron sentencia, puede que se apele o no, ya hay sentencia.

- Si la única alusión que puedo hacer es al tiempo, el hecho fue del año pasado, mes de septiembre, terminó hoy. Más que eso no puedo hablar porque eventualmente puedo entender en la causa.

Pero volviendo, si me permite, al tema , quiero dejar bien claro esto: no es que antes las juezas y los jueces no trabajaban, de trabajar trabajaban muchísimo. Hablemos de Magistrados, Magistradas, funcionarias , funcionarios, empleados, empleadas, toda la gente del Ministerio Publico Fiscal, la gente del Ministerio Público de la Defensa, todos trabajaban mucho pero faltaba sistematización, faltaba organizar ese trabajo, y hoy por hoy,  está esa organización. Entonces hemos logrado evitar re victimizaciones, porque una persona que ha sido abusada , estar con una causa 10 años, es tremendo, no termina más, es una pesadilla que no  termina más; una familia que pierde un ser querido  en un homicidio y tenerlo 10 años dando vueltas, 8 años y muchas veces más, no era Justicia, más allá que se hacía mucho esfuerzo. Tengo que reconocer una vez más: los magistrados trabajan mucho no solamente en el fuero penal, en todos los fueros y esto se ve claramente cómo se va de a poco cambiando el paradigma de trabajo a partir de la incorporación del expediente digital.

Con el expediente digital nosotros tenemos , en números comparativos año a año, tenemos arriba del 20 % más sentencias definitivas dictadas en con el actual sistema que con el viejo sistema, y estamos en pandemia y tuvimos mucha gente fuera de circulación en este tiempo, con mayor o menor gravedad pero gente que  no podía trabajar. Pudimos como Corte conseguir el acompañamiento en todos los estamentos del universo este que hace a la prestación del servicio de Justicia. No hablo solamente de Magistrados, Fiscales, Defensores, hablo de los mismos abogados que tuvieron que superar barreras culturales, en lo que respecta al trabajo, comenzar a trabajar desde la casa. Trabajar conversar frente a una cámara, que no a todos le resulta placentero, hacerlo , entonces no es fácil,. pero la gente entendió, entendió, más que nada la importancia del servicio de Justicia y así es como la gente del Colegio de Abogados y Procuradores ellos se sumaron, hubo muchísimo feed back, como dicen los chicos hoy por hoy, mucho retroalimentación, entre los distintos estamentos también del Poder Judicial y logramos excelentes resultados.

Resultados en términos de números, que es lo que resuelve cada Juez lo resuelve pero para nosotros es una tranquilidad el que el 20% más de procesos judiciales se definan con un nuevo sistema, nuevo expediente digital, que todavía no está en su plenitud , porque hay todavía barreras culturales, barreras tecnológicas, y vamos superándolas.

Nuestro proyecto como Corte, y el mío personal como parte de esa Corte, es abrir más esa puerta de la Justicia y permitir que la gente acceda, generar posibilidades con acceso de Justicia, con independencia de que si tiene dinero o no tiene dinero, o que si esta cerca o esta lejos de algún centro Judicial.

Nosotros hace unos días por acordada creamos unas oficinas multifuero, en una primera etapa dentro de seis Juzgados de Paz, que son lugares desde donde los ciudadanos pueden tener acceso a las audiencias judiciales, si hay alguien que esté en Burruyacú y tiene que participar como testigo en un proceso que tiene que venirse acá.

Vamos a uno puntual, uno que está habilitado en La Cocha no tiene que ir a Concepción. Va al Juzgado de Paz y desde allí puede prestar su testimonio.

- Usted trabajó con el Gobernador actual Osvaldo Jaldo y con el Doctor Juan Manzur, ¿Cómo es su relación con ellos y cómo los ve hoy en día?

- La relación con ellos, es una relación de mucho respeto, una relación Institucional muy prolija. Una relación Institucional que nos ha permitido avanzar mucho, porque hay muchas herramientas normativas, que nosotros hemos podido contar, para posibilitar, inclusive, el funcionamiento de esta nueva etapa digital en el Poder Judicial. Sin el acompañamiento de los otros poderes no hubiéramos podido hacer. Tuvimos en la última sesión que se dio en el mes de abril . primeros días de abril o últimos días de marzo, donde salió la Ley 8227, que permitía nada más ni nada menos, que pueda la gente presentar a través de internet, a través de un email, pudieran presentar cualquier escrito Judicial. Si nosotros no hubiéramos tenido una relación fluida en términos Institucionales, no hubiéramos podido conseguirlo.

Disculpe y eso no afecta a la división de poderes al contrario el Estado es uno solo, los poderes son diferentes, cada uno tiene su rol, es un juego de peso y contra peso, el Estado es uno solo.

- Su designación generó algunas críticas de la Oposición ¿Usted qué le dice?

- Están en su derecho de hacerlo, si no están o no coinciden en algo con mi designación, bueno está en ellos, cada uno sabrá qué es lo que dice. Yo lo único que  puedo decir es que yo he sido electo por mis pares, cumplo con todos los requisitos Institucionales para cubrir el cargo tanto de vocal, como hoy de  presidente.

Cada uno tiene la libertad de expresarse, de gustarle o no gustarle pero la realidad es que la Corte decidió que yo presida por estos dos años el Poder Judicial de la Provincia de Tucumán.

Y es una tarea que me honra y tengo que esforzarme muchísimo para ser digno de ella y hay que honrarla todos los días.