El gobernador de la provincia hizo alusión a la situación de la economía nacional y el impacto que genera en la gente.


El gobernador Juan Manzur se refirió esta mañana al nuevo informe de la Universidad Católica Argentina e Infancia en Deuda que arrojó que 600.000 niños argentinos, por debajo de los 17 años, pasaron a ser pobres entre 2017 y 2018.

Al respecto, el jefe del Poder Ejecutivo tucumano explicó que “el modelo económico nacional está impactando sobre los grupos más vulnerables: los chicos y las mujeres”, e insistió con que “hay que modificar la economía a nivel nacional y salir de la timba financiera, porque genera mes a mes más pobres, se cierran fábricas y aumenta la deuda externa”.

La investigación de la universidad revela que a fines del año pasado el 41,2% de los chicos argentinos estaban bajo la línea de pobreza, es decir, 4,1 puntos porcentuales más que en 2017, cuando afectaba al 37,1%.

En ese contexto, Manzur indicó que “el desafío es volver al sector productivo, a generar las condiciones para que vengan inversiones, se instalen fabricas e industrias, para que haya trabajo y para agregar valor a lo que producimos”.






Comentarios