La candidata de Cambiemos hizo referencia a su postulación a la gobernación de la provincia.


Silvia Elías de Pérez, senadora nacional que alcanzó notoriedad el año pasado defendiendo la postura de los pañuelos celestes en el debate por la despenalización del aborto en Argentina, será la candidata a gobernadora de Cambiemos en las elecciones de la provincia de Tucumán, el 9 de junio próximo. En una entrevista realizada en el programa Primer Plano brindó detalles sobre diversos temas incluyendo su postulación a la gobernación.

– ¿Cómo hizo para llegar a candidata a gobernadora habiendo tantos nominados?

– Con mucho trabajo y esfuerzo. Siendo una cultivadora del equipo y, quizás, por formación profesional, estoy convencida. Llegar a la política y entender que es un lugar de servicio. Si sos legislador, tratar de dar lo mejor de lo que puedas y en cada lugar que ocupes. Yo no compito con los demás. Compito conmigo misma.

– Discutir con sectores del peronismo y discutir con el PRO, no es fácil para un radical…

– Hemos constituido un espacio que es bien plural, que tiene miradas encontradas en un montón de temas y que la gimnasia ha ido haciendo que entendamos que el bien común está por arriba. Creo que hemos dado una muestra que todo ese camino transitado, nos ha servido para tener la madurez suficiente para poder llegar a estas instancias de la manera en que lo hemos hecho. Prolijamente, sin mayores fricciones, sin trauma. Creo que esto es lo que Tucumán merece.

– ¿Cuál es la fuerza para llegar a su candidatura? ¿Intervinieron los intendentes?

– La fuerza mía es la convicción. Cuando uno está convencido de lo que es y de lo que hace, de lo que quiere, no hay nada que te detenga. En algún momento yo dije: “Tengo una convicción en mi alma que voy a ser la primera gobernadora de Tucumán.” Con esa convicción yo empecé a trabajar. Nosotros tenemos las mejores ideas para poder resolver los grandes temas de Tucumán. Hemos empezado ahí, a buscar, a recorrer héroes cotidianos que están dispersos por toda la geografía de Tucumán y que son los que de verdad hacen patria todos los días.

Con algunos de ellos, (los intendentes) venimos construyendo desde hace mucho tiempo. Tenemos miradas comunes. Veníamos soñando juntos. Especialmente con Roberto (Sánchez, intendente de Concepción), con Mariano (Campero, intendente de Yerba Buena) desde hace muchísimo, y ahí nos hemos ido sumando con el resto. Con Germán (Alfaro, intendente de San Miguel de Tucumán). Nos sentarnos a dialogar, hablar y, también, con muchos renunciamientos de lo que también querían ser los candidatos del espacio. Esto fue resuelto por los tucumanos y no hemos necesitado que venga Buenos Aires, a ser quien defina, porque lo hemos hecho con mucha madurez. Aquí no hay fracturas.

– ¿Muchos acoples o pocos acoples?

– Los acoples tienen que ser los mínimos para que nadie pierda fuerza. La clave está en no disgregar, en congregar uno con otro, que comparte visiones y espacio y por lo tanto pueden ser estar juntos.

– ¿Cómo es su relación con la Iglesia?

– Yo soy una creyente. Absolutamente involucrada, hace más de 20 años, misionera. Lo que hace mi fe es poner la obligación de ser ejemplo de lo que digo. Soy una persona respetuosa. Respeto a todas las personas de las distintas religiones, y en ese tema, es algo intachable para mí. Que cada uno quiera creer en lo que quiere.

– Su opinión de José Alperovich.

– Es uno de los grandes responsables del descalabro de la provincia. En la época de las vacas gordas cuando podríamos estar 20 años para adelante, él nos ha llevado para atrás. 

– ¿Y Manzur?

Igual. Yo diría que lo que veo en ellos es el poder que pelean para quedarse con el poder. 






Comentarios