El servicio es totalmente gratuito y busca mejorar la calidad de vida de las personas que tienen cáncer.


Este martes, la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, y el legislador Reneé Ramírez, visitaron el nuevo taller de Pelucas, ubicado en el Departamento de Operativos Móviles. “Estoy muy emocionada porque es un sueño que tuve hace muchos años cuando era directora del hospital Maternidad, y veía a pacientes que tenían problemas oncológicos y que no podían acceder a una peluca”, dijo la funcionaria. 

Y agregó: “Si tenemos en cuenta que las pacientes que tienen esta problemática van cambiando su imagen corporal y no se ven bien; una como mujer quiere estar bien, coqueta, sentirse bien”.

“Hace ocho meses empecé a hablar con José Luis Coronel y con todo un grupo de personas para que me ayuden con este proyecto que se hizo muy grande, gracias a la solidaridad de los tucumanos. Empezamos con la recolección de pelo en plaza Independencia con casi 300 donantes“, dijo. 

En Tucumán, se inauguró el primer Banco de Pelucas para pacientes oncológicas

Además, agradeció a todas las personas que colaboraron para que el proyecto se haga realidad, y destacó la ayuda de Constanza de Santiago del Estero, quien a través de su fundación acompañó en la capacitación del personal de las pelucas.

Por su parte, el legislador Ramírez comentó que con este servicio se logrará generar un estímulo para quienes la están pasando mal. “Son actos de amor que tenemos que resaltar y tomarlo como ejemplo. Esto hace bien al alma y genera esperanza para que la persona se sienta bien consigo misma y con la sociedad”, aseveró.

El Banco de Pelucas cuenta con ocho empleados, encargados de elaborar los ejemplares. La materia prima se obtiene con la donación de cabello que realiza la sociedad, y en la primera colecta, 300 tucumanos se sumaron a la propuesta.

El jefe del Departamento Operativo de Móviles, José Luis Coronel, dijo: “Hoy tenemos más de 20 pelucas listas y ahora hacemos la entrega de las tres primeras. Lo importante es que están hechas de 100 por ciento pelo natural, y además contamos con una peluquería propia donde se hace la recepción de los donantes y les cortamos el cabello”. 

Saldremos junto a los operativos de Tucumán te Cuida que se hacen en los barrios y el interior de la provincia para que la gente tenga conocimiento que puede donar allí”, agregó.

Florencia, una de las pacientes que recibió su peluca, dijo: “Las pelucas son carísimas y una recurre al pañuelo, a la cofia. En mi caso tengo un injerto en la parte frontal, entonces es tapar un poco las secuelas que me quedaron de la enfermedad, mientras sigo haciendo tratamientos quirúrgicos reconstructivos para esto”.

Además, comentó: “Los chicos de la peluquería están todas las mañanas, te miman, te maquillan, te hacen limpieza de cutis, te peinan la peluca cuando tenés que ir a un evento. Son maravillosos, es un proyecto único, y es gratuito”.

En Tucumán, se inauguró el primer Banco de Pelucas para pacientes oncológicas

Para inscribirse para recibir la peluca, hay que dirigirse al departamento de Operativos Móviles (Italia 1919, San Miguel de Tucumán). Se le solicitarán a la paciente los datos, y según el stock se entregan los ejemplares. Además, se firma un contrato a la hora de recibir la peluca, para devolverla una vez que no se use más, y así reutilizarla para otra paciente.

Requisitos para convertirse en donante de cabello

  • Debe medir como mínimo 25 cm
  • Puede estar decolorado
  • Debe estar totalmente seco, limpio y sano
  • No tener piojos o caspa
  • Al momento de cortarlo debe estar limpio de productos

Para tener en cuenta

  • No se puede donar pelo en rasta, extensiones o pelucas
  • Si el pelo no está tranzado o atado en cola, no se puede donar o incluir en la bolsa de donación
  • El cabello no puede estar mojado
  • No se utiliza el cabello que cae al piso cuando se corta
  • Puede donarse cabello de años anteriores mientras esté en buenas condiciones

Cómo entregar el cabello

  • Debe estar amarrado por los extremos, en una trenza o cola
  • Se deposita en una bolsa Ziploc o en un sobre de papel bien identificado con los datos: nombre del donador, largo de cola, tipo de cabello, procesado o virgen.





Comentarios