El lunes de la semana pasada, un hombre de 61 años denunció que unos sujetos a bordo de motocicletas rompieron un vidrio del vehículo y le sustrajeron la suma de $600.000 y varios cheques.


Este martes se llevó a cabo una serie de allanamientos en el marco de una investigación por un ataque de “rompevidrios”. Por este motivo, personal de la División de Robos y Hurtos logró secuestrar una motocicleta que habría sido comprada con el dinero robado. Además, encontraron otros elementos relevantes para la causa.

Previamente, el lunes de la semana pasada, un hombre de 61 años denunció que se encontraba en su camioneta detenido por el semáforo de avenida Alem y calle Rondeau cuando unos sujetos a bordo de motocicletas rompieron un vidrio del vehículo y le sustrajeron la suma de $600.000 y varios cheques.

De esta forma, “se inició una investigación y analizando imágenes de cámaras de seguridad se logró individualizar a los autores del hecho, por lo que se solicitaron medidas de allanamiento a la Unidad Fiscal, que se realizaron esta tarde con resultado positivo”, informó el Comisario Principal Ariel Galván.

A su vez, en dos de las casas se secuestró la moto en la que circulaban los delincuentes el día del hecho y las prendas de vestir y zapatillas que usaban. “Incluso algunas de las prendas tenían manchas de sangre que presumimos es de la víctima, ya que cuando le robaron lo hirieron con un cuchillo carnicero de 30 centímetros que también fue secuestrado”, detalló Galván.

En tanto, en uno de los domicilios secuestraron una moto Yamaha YBR que fue comprada el sábado pasado y que podría haber sido pagada con el dinero sustraído. “Se continúa con la investigación a fines de procurar la detención de los sospechosos porque no fueron hallados cuando se realizaron las medidas judiciales”, cerró el jefe de la unidad especial.




Comentarios