La deportista tucumana nos habló sobre Las Leonas, la pandemia y el profesionalismo en el hockey.


Camila Machín, es jugadora de hockey del Jockey Club, de Yerba Buena, ciudad donde está viviendo. El secundario lo hizo en el Colegio El Salvador y actualmente está en 4º año de la carrera de ingeniería civil. Es una figura conocida en el medio por su participación en el Sudamericano donde salieron campeonas Las Leonas y ella integró ese equipo. Estos son los tramos mas importante de la conversación donde ella explica como pudo adaptarse a los torneos de elite.

Recuerda que comenzó “a jugar cuando tenía 6 o 7 años, mi mamá y mi papá me llevaron al club que estaba cerca que es el Jockey y, desde ahí empecé a jugar. De a poco me llamaron a los seleccionados tucumanos y tuve la suerte de formar parte del seleccionado nacional, representando a la Argentina en los Juegos Sudamericanos”.

Camila Machín, jugadora de hockey.

– ¿Cómo fue tu paso por Las Leonas y que experiencia te dejó?

– La verdad que mi paso por Las Leonas fue muy enriquecedor, aprendí mucho de las chicas, de los entrenadores. Fue un disfrute todo el tiempo y la verdad es que me encantó.

– ¿Entre la disciplina que tenías en Tucumán y la que te dieron allá, hay mucha diferencia?

– La verdad es que sí. Porque estar en el seleccionado nacional es ser un jugador de élite, entonces es dedicarle tu vida al entrenamiento y al cuidado de tu cuerpo porque es con lo que uno trabaja. Trabajamos, entrenamos todo el tiempo, mañana, tarde. Si bien el deporte en si ya te da una disciplina diferente para el resto de la vida, Las Leonas me dieron otra disciplina mucho mejor.

– ¿En cuanto al comportamiento?

– En cuanto al comportamiento, el deporte en si, el club en donde uno se forma ya te da una disciplina para todo, pero me refiero más en la disciplina en cuanto a cómo entrenar, cuánto entrenar, cuantas veces ir al gimnasio, cuánto dormir, todas esas cosas te las enseñan mucho mejor.

– ¿Con la reanudación del hockey piensas que se están cumpliendo los protocolos sanitarios?

– Si, nosotras en el club estamos cumpliendo con todos los protocolos. No sé cómo estarán trabajando los otro clubes, porque todavía no tuve la oportunidad de hablar con las otras chicas, pero nosotras si los cumplimos, cada una tiene sus sillas, sus elementos. Entrenamos cada una en un cuadrado, si bien no es el entrenamiento al que estamos acostumbradas, pero bueno, por lo menos podemos entrenar.

– El alto rendimiento, vos dijiste de elite. ¿el interior está para competir o falta un tramo entre el interior y Buenos Aires?

– Yo creo que la diferencia más grande que tenemos entre Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y el resto de las provincias es que, quizás, esas provincias cuentan con más canchas de agua, que es la superficie en la que hoy se juega a nivel internacional. Si bien hoy tenemos la suerte de tener dos, ellos cuentan con muchas canchas, desde hace mucho tiempo, entonces nosotros recién ahora nos estamos acostumbrando a eso.

-¿Qué significó para vos salir campeona de los Juegos Sudamericanos representando a la Argentina?

– Es inexplicable la cantidad de emociones que uno tiene en ese momento. Hacerlo con amigas, que me den la oportunidad de haberme ganado un lugar, era como todo un poco. Que estén mi papá y mi mamá ahí, eran muchas cosas juntas, pero por sobre todo felicidad.

– ¿El profesionalismo en el hockey como esta?

La verdad es que tuve poco contacto con eso cuando estuve, pero sé que las chicas que están ahí reciben una beca, también reciben otros viáticos. No tuve la oportunidad de saber muy bien cómo se manejan, pero sé que se está trabajando y está creciendo. Sé qué hace años no era así y ahora está mucho mejor. Hubo muchísimas diferencias, tienen otras instalaciones, un equipo de trabajo mucho más grande, creo que el hockey está creciendo a pasos agigantados y eso está muy bueno.

 -El rugby desde el amateurismo paso directamente al profesionalismo, ¿cuánto falta para que pase eso con el hockey?

– Yo creo que el hockey está en el medio, le falta todavía para que sea del todo profesional, pero no estamos muy lejos porque no somos amateur del todo. Nosotras que somos del interior si, jugamos en un club que pagamos, pero las chicas que juegan en Las Leonas no lo son del todo, reciben una beca y demás.

Camila Machín, en Las Naranjas.

– ¿Tienes un sponsor propio?

Sí, tengo dos sponsors propios. Yo me manejo a través de elementos como ser palos de hockey, botines, indumentaria y todo ese tipo de cosas. Eso mi sponsor me entrega a mí y yo los tengo que usar por un cierto tiempo.

– ¿Cuáles son tus expectativas a futuro en lo profesional?

Me gustaría volver a jugar en el exterior, es algo que me quedó pendiente de volver a hacerlo, tratar de avanzar lo más posible con mi club que es lo que me gusta y avanzar con mi carrera profesional a nivel de estudiante.

-¿De qué te vas a recibir?

– Estoy estudiando ingeniería civil, ahora estoy en cuarto año cursando de manera virtual, pero por suerte, cursando.

-Hubo un tiempo de elite de muchas jugadoras y después esto empezó a declinar un poco, ¿hoy cómo esta está situación?

– Argentina está muy bien posicionada. Hubo un tiempo en el que no era nombrado en ningún momento y tuvo un salto de calidad cuando estuvo “cachito” Vigil, que tuvieron la oportunidad de ganar en Sidney y desde ahí que Argentina se queda en el podio en todos los campeonatos que juega. Si bien quizá no les fue muy bien en los últimos Juegos Olímpicos o en el último Mundial, pero sé que las chicas están entrenando y están trabajando muchísimo, para que eso se revierta en los próximos juegos. Creo que Argentina es un rival a temer en cualquier torneo.

– ¿Que les dirías a las chicas jovencitas que recién están iniciándose en el hockey?

– Les diría que la oportunidad está siempre. Hay que estar preparados para eso. Cuando a mí la oportunidad me llegó, por suerte estaba preparada. Contaba con grandes entrenamientos, grandes entrenadores y siempre estuve a fondo, siempre entrenando. Que estén preparadas cuando la oportunidad llegue para que puedan aprovecharla al máximo.




Comentarios