Tras la denuncia de varias víctimas, un joven de 22 años fue aprehendido mientras concretaba una nueva venta de una motocicleta con documentación apócrifa.


Efectivos de la División Sustracción de Automotores de la Policía, tras numerosas denuncias víctimas y un minucioso trabajo de investigación, aprehendieron a un joven de 22 años, en el momento en que pretendía concretar una nueva venta de una motocicleta con documentación apócrifa.

En tanto, Adrian Hisa, jefe de la División Sustracción de Automotores de la Unidad de Investigaciones de la Policía, explicó: “Esta investigación se inició a raíz de varias denuncias que habíamos recibido durante los últimos días acusando a una persona que, a través de una identidad falsa, ofertaba motovehículos en las redes sociales”.

“Generalmente, citaba a las víctimas a un hipermercado de avenida Roca al 3.800 para realizar las transacciones con documentación falsa”, añadió Hisa, quien supervisó el procedimiento en el que el joven quedó aprehendido y se secuestró una motocicleta Honda Wave con documentación apócrifa.

En ese sentido, el acusado ya contaba con antecedentes, debido a que había vendido en otra oportunidad una motocicleta a las víctimas, “y cuando quisieron hacer la transferencia se dieron cuenta que la documentación era falsa”.

Con estos datos y un seguimiento por las redes sociales, se pudo saber el día y la hora de un nuevo encuentro acordado entre este joven y una víctima para realizar una transacción. “Se montó un operativo donde se iba a realizar esta venta. Allí se logró aprehenderlo y secuestrar la moto y la documentación apócrifa”, precisó Hisa.

Por último, recomendó a las personas que no compren motocicletas que son ofrecidas por Facebook para evitar este tipo de estafas. “Deben asesorarse respecto a la documentación. Lo recomendable es realizar la compra y dirigirse al Registro o a una escribanía para certificar la firma y determinar si la documentación es o no apócrifa”, culminó.




Comentarios