Un convenio entre el Consejo Federal de Inversiones, el gobierno de la provincia y empresarios del sector.


Una línea de crédito de salvataje articulada entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el Gobierno de Tucumán, que será puesta a disposición para hacer frente al panorama post-cuarentena y a la reactivación del turismo. Se informó que los beneficiarios de estas líneas de crédito serán Micro, Pequeñas y Medianas empresas, de todos los sectores productivos, tanto hoteleros, gastronómicos, transportistas, agencias de viajes y aquellos servicios vinculados a prestaciones turísticas.

Los montos podrán estar destinados, tanto a capital de trabajo, como al pago de, hasta dos nóminas salariales o Reactivación Productiva. Se extenderán desde los $400 mil como base, hasta los $2.5 millones, contando a su vez, con una tasa preferencial máxima del 50% de la que dicta el Banco Nación, para créditos diversos.

El anuncio se hizo en un encuentro entre el titular del Ente Tucumán Turismo, Sebastian Giobellina y representantes del empresariado turístico en la provincia. El funcionario precisó que se tratan de gestiones impulsadas desde el organismo turístico, que responden a un pedido directo del gobernador Juan Manzur, en busca de soluciones que mitiguen el impacto del Covid-19, en la cadena de prestadores de esa industria y de servicios afines.

En la presentacion, ademas de Giobellina, estuvo la coordinadora del CFI en Tucumán, María Inés Villacorta y los dirigentes de las asociaciones, que firmaron un convenio para poder poner en marcha esta herramienta financiera. Entre los empresarios estuvieron Héctor Viñuales, por la Cámara de Turismo de Tucumán; Ernesto Gettar, por la Unión de Hoteles de Tucumán; Fernando Mignone, de Asociación Tucumana de Agencias de Viajes y Turismo; Isabel Córdoba, representante de la filial tucumana de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina y Gregorio Werchow, secretario de Turismo de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.




Comentarios