Durante la mañana de este miércoles, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, recibió nuevamente a seis ONGs de la provincia. Sus representantes le contaron la situación actual de cada una de ellas y recibieron un aporte económico en nombre del Poder Legislativo, para que puedan continuar brindando sus servicios durante la cuarentena.

En esta oportunidad, las organizaciones convocadas fueron el Comedor Infantil Don Bosco, la Fundación Ayuda al Niño Necesitado (FANN), la Federación Regional de Ayuda Social al Insuficiente Mental (FRASIM del NOA), la Fundación San Jorge, Hogares de Cristo –Madre Inmaculada de la Parroquia Catedral de Concepción- y la Asociación Civil Ebenezer Rayito de Sol.

Primeramente, Jaldo afirmó que desde el Poder Legislativo se realiza "un esfuerzo del presupuesto para poner a disposición de ellos los recursos necesarios, y así puedan llevar sus actividades adelante. Estas instituciones también están sintiendo el efecto de la pandemia".

En tanto, Lucía Carrasco, de FANN, indico: "Las organizaciones sociales vivimos de la caridad de empresas, que hoy se encuentran cerradas". En el mismo sentido, Germán Díaz, del Comedor Don Bosco afirmó: "En este momento es cuando más tenemos que atender a la gente, especialmente a las personas humildes".

Por otra parte, Regino Amado afirmó: "El vicegobernador nos pidió que nos comuniquemos con estas organizaciones. Hoy más que nunca hay que atenderlos, ya que hay mucha más gente que se arrima tratando de buscar soluciones".

Finalmente, Jaldo enfatizó: "Con los legisladores nos propusimos colaborar y estar a la par de las instituciones que vienen realizando con total solidaridad acciones a favor de los tucumanos, fundamentalmente de aquellos que menos tienen y más necesitan".