La medida aplica a todos los funcionarios del municipio para destinar esos fondos a la prevención del COVID-19.


Este martes, en el marco de la emergencia sanitaria y epidemiológica por el avance del Coronavirus, el intendente de la ciudad de Yerba Buena, Mariano Campero, resolvió recortar su sueldo y aplicar esta medida a todos los funcionarios del municipio, a fin de otorgar esos fondos a la prevención del Covid-19.

“Es indispensable seguir tomando algunas medidas drásticas, pero que serán en beneficio de toda la comunidad. Los políticos debemos dar el ejemplo”, así lo comunicó el jefe de Gabinete del municipio, Manuel Courel, a través de su cuenta de Twitter.

En tanto, Courel precisó que el sueldo del intendente tendrá una rebaja del 40%; los secretarios de gabinete cobrarán un 35% menos y los subsecretarios, directores y subdirectores percibirán una reducción del 30% del sueldo por este mes.

“Mientras dure el estado de emergencia se suprime, además, el pago de bonificaciones por extensiones horarias a todo el personal municipal”, agregó. En tanto, las áreas que están directamente involucradas en la prevención del Coronavirus, serán exceptuadas de esta medida.

“Los fondos proveniente de esta medida tendrán como destino la compra de insumos para atender la emergencia sanitaria. Para ganarle al Coronavirus necesitamos el esfuerzo de todos”, concluyó el funcionario al indicar que el dinero será destinado al Centro Asistencial Doctor Ramón Carrillo, emblemático de la Ciudad Jardín.




Comentarios