En el Barrio El Buen Vivir fue allanado un edificio que era usado como aguantadero de los delincuentes.


El pasado viernes 31 de enero, José María Fernández, un policía de 41 años fue baleado en un violento episodio ocurrido en Villa Alem. Por este hecho, personal de la División Homicidios llevó a cabo una serie de allanamientos este martes y logró detener a dos personas y secuestrar varias armas de fuego.

“En horas de la madrugada y hasta la mañana, llevamos a cabo las medidas ordenadas por la fiscalía interviniente y obtuvimos resultados positivos para avanzar en la investigación”, informó el Jefe de la División Homicidios, Christian Peralta.

En el Barrio El Buen Vivir, fue allanado un edificio que era usado como “aguantadero” de los malvivientes. Allí fueron detenidos dos hombres sospechosos de cometer el hecho donde resultó víctima el empleado policial. Al menos uno de los aprehendidos cuenta con un frondoso prontuario delictivo por robos, lesiones y otros delitos.

Por otro lado, en el Barrio Ampliación San Nicolás, secuestraron tres armas de fuego de diferente calibre. “No descartamos que hayan sido utilizadas para otros delitos cometidos por estas personas que ahora se encuentran detenidas”, explicó Peralta.

Por último, informó que la investigación continúa abierta. “Desde la Fiscalía se dictarán nuevas instrucciones para reunir más elementos y profundizar la investigación y así poder culminar con la causa”, agregó.




Comentarios