La segunda ola de coronavirus y el descenso a fase 3 obligó al sector de enfermería del Centro Municipal de Salud a redoblar los esfuerzos y las tareas que vienen realizando desde el inicio de la pandemia de Covid 19, allá por marzo del 2020.

En noviembre del año pasado el personal de Enfermería visibilizaron una protesta y dieron inicio a una retención de tareas de dos horas por turno reclamando el cumplimiento de la jornada laboral establecida en el Convenio Colectivo de Trabajo que establece 8 francos, en reclamo de aumento del Adicional Enfermero Profesional y por el reconocimiento de sumas extraordinarias por prestación de tareas extras durante la pandemia de Coronavirus.

Para conocer detalles de la situación actual la vocera del sector Victoria Menna dialogó con Vía Tres Arroyos.

Al respecto Menna expresó: “Esta segunda ola que ha afectado a todo el país no es una excepción en Tres Arroyos, estamos trabajando un poco más que al principio porque la cantidad de casos son más y es más la gente que consulta”.

“En el mes noviembre del año pasado, decidimos hacer esa sentada y un reclamo más visible reclamando una bonificación para Enfermería que hasta el día de la fecha no se ha hecho efectiva.”

“Si, hace unos días tuvimos una reunión con el Ejecutivo Municipal a través del Sindicato en la cual se ha conseguido que para el mes de mayo se le otorgue a enfermería una bonificación del 7,5% del básico de nuestro sueldo. Estábamos reclamando un 50% pero solo se consiguió ese 7,5%”.

El sueldo básico de un enfermero es de 43 mil pesos por 6 horas de trabajo, incluyendo el aumento del 10% que este año se les otorgó a todos los empleados municipales. También estamos a la espera de los ocho francos que nos corresponde por el Convenio Colectivo pero para eso nos tomaremos más tiempo porque nuevamente tuvo que reabrirse la segunda Sala Covid y entendemos que no es el momento para ese reclamo”.

Personal de Enfermería del Hospital Pirovano de Tres Arroyos realizan retención de tareas y una protesta frente al nosocomio el pasado mes de noviembre(Foto: Vía Tres Arroyos)

Menna también hizo hincapié en la manera de trabajar de todo el personal de salud durante la pandemia y de los maltratos que suelen recibir de los pacientes sobre todo en la Guardia, sector donde desarrolla sus funciones Victoria Menna:

El personal se tomó solo una semana de vacaciones durante el verano, porque no siempre había personal disponible para cubrir esos puestos”.

La mayoría del personal del hospital fue vacunado, fueron muchísimos más los que decidieron vacunarse, de los que no. Cerca de un 80% del personal fue afectado por el Covid a lo largo del 2020 y de lo que va de este año”.

Con respecto al maltrato indicó: “Siempre recibimos maltrato, no solo por la pandemia, sino por la gente que va por otras cosas y que a veces se cansa por las esperas. A veces no podemos salir a hacer una prestación por un dolor de muelas porque tenemos una urgencia adentro o estamos vestidos porque tenemos un paciente positivos o sospechosos. Muchas veces sentimos los golpes en la puerta, como martillando. Ni hablar cuando hay un accidente de moto con adolescentes, donde o rompen la institución o entran y nos agreden como si fuéramos responsables de lo sucedido. Esas cosas son moneda corriente en la guardia”.

Hay una falta de información hacia el ciudadano, la gente sigue usando la Guardia como consultorio externo y no como emergencia. Se debe entender que la guardia es para emergencias y urgencias , mucho más en estos días donde probablemente al lado podés tener una persona que este con síntomas de Covid. Por ejemplo hay personas que van a las 3 de la mañana con un dolor de muelas, cuando se lo consulta por el tiempo que hace que tiene ese dolor, dicen que desde hace tres días. Entonces ¿Qué pasó que no viniste a ver a un especialista hace tres días y llegás a las 3 de la mañana a la guardia? Esas cosas pasan mucho.

“Hay cosas que no se pueden solucionar por La Guardia. Por un dedo torcido, como ha sucedido, no podemos activar el servicio de emergencia y llamar a rayos o laboratorio que están con guardia pasiva en su domicilio, que si bien cuando se los llama por una urgencia acuden inmediatamente y se hace todo lo que se tiene que hacer, pero todo tiene que tener un orden para no mal usar el recurso humano o tecnológico por algo que no tiene urgencia ni es una emergencia”.

En este tiempo en el cual se está pidiendo a la gente que no concurra al hospital para minimizar los riesgos de contagio, el mal uso del servicio termina causando un mal mayor en el paciente” - finalizó.