El jueves 5 de mayo se realizó el cuarto “Encuentro de Agroecología”. Del evento que organizó el Municipio de Tandil, participaron organismos provinciales y nacionales, con el objetivo de impulsar y fomentar la actividad en el distrito y así generar un desarrollo sustentable.

El evento de Tandil se concretó en el establecimiento Loma Alta (Ruta 74, kilómetro 173,5), de 9 a 13 hora. Tuvo a presencia del ingeniero agrónomo Martin Zamora, referente de la chacra experimental Barrow y coordinador nacional de agroecología en el INTA.

También tuvo la coordinación de Agroecología de la Dirección de Asuntos Agropecuarios de la Secretaría de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales de Tandil y contó con el acompañamiento del gobierno de la provincia de Buenos Aires, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

“Nosotros tenemos una experiencia de muchos años de trabajo en sistemas agroecológicos, sistemas que tienden a ir disminuyendo los insumos con el tiempo y buscamos producciones que tengan mucho más en cuenta la producción de alimentos sanos, la economía del productor, y que tengan una mirada con más respeto a las cuestiones vinculadas al medioambiente”, indicó Zamora.

Este nuevo encuentro denominado “sentando bases para la transición en la producción extensiva: construcción de modelos productivos de base agroecológica” tuvo como objetivo rediseñar los agroecosistemas de manera que cuenten con una base agroecológica.

En esta ocasión se abordó el modelo de agroecología actual, sus causas y principios y se compartirá la experiencia en sistemas agropecuarios a gran escala. Se buscó una construcción conjunta, local, de las estrategias que permitirán iniciar el proceso de reconversión agroecológica en un sistema productivo.

Además se planteó aspectos a considerar al momento de iniciar un proceso de transición agroecológica en establecimientos de agricultura y ganadería extensivas, donde una vez definidos los objetivos buscados, pudieran determinarse las estrategias que permitirán alcanzarlos.

Es necesaria una mirada holística del agroecosistema para conocer su estructura y funcionamiento, así como los actores que lo intervienen y los factores externos que condicionan las posibilidades de desarrollo de un proceso de transición.