Los obreros de la empresa Viluco, que se encuentran en etapa de suspensión y con perspectivas de cesantía, esperan que en las próximas horas se pueda concretar una reunión con la patronal.

Lo que buscan es acabar con este clima de incertudimbre , ya que la empresa manifestó que 117 de los 200 trabajadores podrían ser despedidos. "Continuamos en estado de movilización pacífica con concentración frente a la planta de Viluco esperando que la patronal reconsidere la decisión manifestada ante la Subsecretaría de Trabajo de la provincia de interrumpir nuestra fuente de trabajo", manifestaron.

"Nosotros hemos recibido una notificación de suspensión para concurrir a nuestros lugares de trabajo, por el lapso de 30 días, es decir hasta el 1 de mayo. Si bien no es un despido, la presentación que hizo la empresa ante la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia, que es el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), entendemos que pone en alerta rojo la conservación de nuestra fuente laboral", agregaron en drclaraciones a El Liberal.