El famoso caso del "paciente 41" en Santiago del Estero, a partir del cual se considera que se generó el brote de coronavirus por el que actualmente la provincia cuenta con más de 200 casos, dio su versión de los hechos ante el fiscal Sebastián Robles.

Mediante una videollamada, Ávila, quien se encuentra imputado por los delitos de habló con el fiscal y le relató las actividades que realizó desde el 18 de julio hasta el día de su internación en el Hospital Independencia.

"Vamos a seguir con la investigación para determinar si hay o no responsabilidad del imputado", dijo el fiscal sobre la cuestión en diálogo con Radio Panorama.

Por su parte, el abigado defensor de Ávila, también hizo referencia al tema, asegurando que, todas las personas que estuvieron con él antes del 21 de julio dieron negativo de coronavirus.

"Mi cliente nunca sospechó de ser positivo de covid-19 porque sus síntomas fueron bastantes similares a los que siente en esta época del año por su afección de asma y alergia", aseveró el profesional.