El Ministerio de Salud instaló una carpa en el Hospital Segundo Taladriz de Toay para realizar el tratamiento de ibuprofeno inhalado a pacientes positivos de coronavirus con síntomas respiratorio leves, para que puedan regresar a sus domicilios siempre que su condición lo permita.

El director del Hospital, Jorge Jorja, le explicó a la Agencia Provincial de Noticias que “con la llegada de la segunda ola, el número de pacientes positivos aumentó y muchos de ellos presentaron síntomas respiratorios leves. Hay diversos dispositivos donde aislar pacientes, depende de cómo cursen la enfermedad, algunos están internados, otros en hoteles y algunos en sus domicilios”.

Con esta estrategia de ibuprofeno inhalado se busca disminuir la sintomatología y de este modo brindar la posibilidad a las personas que están cursando la enfermedad de modo leve en sus domicilios, de poder realizarse el tratamiento en esta instalación, que fue puesta a disposición por el Ejército, al cual agradecemos su colaboración”, detalló.

El doctor Jorja junto a otra profesional (El Diario)

En la carpa se dan turnos de hasta diez personas a la vez, tres veces por día. “De este modo se brinda la posibilidad al paciente que está cursando la enfermedad en su domicilio, de realizarse el tratamiento y regresar a su hogar, siempre que su condición de salud así lo permita. Lo que buscamos es disminuir la sintomatología, tratar al paciente oportunamente para evitar futuras complicaciones”, agregó Jorja.

En la carpa, que se encuentra instalada dentro del predio del Hospital, trabajarán médicos y enfermeros, y se podría utilizar para hacer hisopados si en algún momento es necesario. Además, el profesional dijo que Toay contará con un dispositivo hotelero que aportará 20 lugares, donde los pacientes con síntomas leves podrán realizar el aislamiento correspondiente, lo que se suma a la contratación de hoteles que realiza el Gobierno provincial, utilizados como dispositivos intermedios de aislamiento y control de pacientes desde el inicio de la pandemia.