En la mañana de este miércoles, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, se reunió, junto a algunos de sus funcionarios, con todos los intendentes de la provincia vía Zoom para conocer la situación epidemiológica de cada jurisdicción y la opinión de los jefes comunales en torno a la pandemia de coronavirus.

En la comunicación hubo un consenso unánime en la preocupación por el aumento de casos de contagios y la necesidad de tomar medidas para contener esa expansión. Con esa información, Ziliotto mantuvo otro encuentro con el comité de crisis provincial, donde se resolvió aplicar mayores restricciones que el gobernador anunció después de las 19 horas en una conferencia de prensa.

Entre las medidas anunciadas, que estarán vigentes hasta el 5 de mayo, se mantuvo la prohibición en la circulación de 0 a 6, salvo para los servicios esenciales, y se suspendieron los encuentros sociales en casas particulares y los que se hacen en espacios abiertos con más de 20 personas, además de cerrar el casino, discotecas, bingos y salones de fiesta.

Ziliotto aseguró también que “vamos a mantener la mayor protección de la actividad económica” y no se modificará la situación en el dictado de clases, que continuarán con la bimodalidad, presencial y virtual, ya que “la contagiosidad es menor al 1% en las escuelas”, dijo.

En la conferencia de prensa, el gobernador estuvo acompañado por el vice, Mariano Fernández, y el ministro de Salud, Mario Kohan (APN)

“Este escenario no lo vamos a poder revertir en dos o tres días. Ya llevamos casi 10 días a nivel nacional también con un crecimiento y también en el AMBA. Eso nos afecta y ya nos afectó, y tenemos que tomar medidas”, indicó Ziliotto. “Tenemos claro que nos son medidas simpáticas, no nos gusta tomar medidas así, pero nos mueve en primer lugar la buena y fe y también cuidar la salud de los pampeanos”, amplió.

Además, explicó que se tomó en cuenta “cuál es la realidad de la curva de contagios en 2021, en donde el pico estuvo en la primera semana de enero, donde restringimos la circulación nocturna y fue disminuyendo hasta lograr bajarla”. Pero ahora “empezamos a entrar en una curva ascendente que está llegando al mismo número de la primera semana de enero. A partir de la semana posterior a Semana Santa vemos un crecimiento. Esto claramente nos obliga a tomar decisiones”, puntualizó.

También el gobernador subrayó la preocupación compartida con los intendentes y agregó que “seguramente habrá sectores que no están de acuerdo con estas medidas, pero las decisiones tenemos que tomarlas mirando el interés general”, remarcó.

Por último, anunció que el sistema de Salud Pública pampeano incorporará próximamente 16 camas de terapia intensiva en Santa Rosa, General Pico y Realicó para enfrentar la segunda ola de coronavirus. Actualmente, la capacidad es de 99 camas y hay una ocupación de 62, 24 de ellas con pacientes con coronavirus. “Con esta incorporación, se sumará un 15 por ciento la capacidad”, concluyó Ziliotto.